• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

En cuatro habitaciones se amplían el verbo y el movimiento

La obra Hotel inframundo está integrada por historias simultáneas que representan los enfoques dramáticos del siglo XX | Foto: Manuel Sardá

La obra Hotel inframundo está integrada por historias simultáneas que representan los enfoques dramáticos del siglo XX | Foto: Manuel Sardá

La Compañía Universitaria de Danza finaliza el año con Hotel inframundo, que fusiona el baile del cuerpo con la teatralidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Corporizar una metáfora, romper las barreras de la palabra y dar un nuevo significado a las ideas es lo que un grupo de bailarines hace a través de la obra Hotel inframundo, con la que culmina el año la Compañía Universitaria de Danza. El montaje, creado y dirigido por Leyson Ponce, tomará desde hoy la sala Anna Julia Rojas de Unearte y se mantendrá sobre las tablas durante el fin de semana. Sólo se permitirán 100 espectadores por función y se prohibirá la entrada a menores de edad.

El rectángulo en el que se desarrolla el montaje –que fusiona la danza y el teatro– estará dividido en cuatro habitaciones, desde las que se escucharán piezas de Johann Sebastian Bach y Antonio Vivaldi, entre otros. La escenografía, utilería y demás elementos fueron diseñados por estudiantes de Unearte.

Hotel inframundo, que forma parte de la tercera temporada de espectáculos de la compañía dirigida por Carlos Paolillo, se inscribe en la línea de investigación que mantiene Ponce desde hace más de 20 años, que desarrolla a través de su agrupación, Dramo –que fundó junto con Miguel Issa–, y que se nutre del doctorado en Filosofía del Arte que estudia en la Universidad de Salamanca, en España. “Nosotros hemos denominado la línea de trabajo dramaturgia en movimiento y es la exploración de la relación entre el cuerpo y el teatro: la resignificación en escena de todo lo que tenga cúmulo de información. Está enmarcado en la posmodernidad de las artes para romper un poco con la estructura de la danza”, afirma el bailarín y coreógrafo.

Durante la pieza, el público formará parte del escenario. Allí, en cada habitación se desenvolverán simultáneamente las cinco historias que se basan en enfoques dramáticos del siglo XX, como señala su creador. La primera, Cuento de labios en flor, interpretada por Irene y Gabriela Bracamonte, representa el simbolismo; la segunda, La rosa de papel de Ramón del Valle-Inclán, a cargo de Ildemar Saavedra y Yarua Camagni, se ocupa del expresionismo. En el tercer cuarto el protagonista es el teatro del absurdo, a través de las escenificaciones que hacen Brian Landaeta y Tábata Toledo de fragmentos de La cantante calva de Ionesco. En el cuarto Ariana Meleán y Margarita Morales desarrollan la pieza surrealista Luz negra.

Al final todos se reúnen para bailar el teatro de la crueldad a partir de escenas de Fragmentos de un diario de infierno de Antonin Artaud, y el público formará parte del movimiento de los artistas, dice Ponce: “Es la búsqueda de la sensación, del mundo introspectivo. Y en ese camino todos los formatos de la posmodernidad se cruzan y surge el arte híbrido”.

Hotel inframundo
Sala Anna Julia Rojas, Unearte
Estreno: hoy
Funciones: de jueves a sábado, 7:00 pm; domingo, 3:00 pm y 6:00 pm
Entrada: 15 bolívares