• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Para un guitarrista, competir es estimulante”

John Petrucci | Cortesía Scott Kahn/ MusicPlayers.com/ Johnpetrucci.com

John Petrucci | Cortesía Scott Kahn/ MusicPlayers.com/ Johnpetrucci.com

John Petrucci, de Dream Theater, será parte del G3, el show de virtuosos de las seis cuerdas que será presentado en el estacionamiento de El Nacional el sábado 20 de octubre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para los guitarristas eléctricos del mundo, entusiastas del rock progresivo y amantes del heavy metal, John Petrucci es una suerte de sensei. El fundador de Dream Theater, banda que ha visitado el país en tres ocasiones, es uno de los más rápidos ejecutantes del instrumento. Verlo tocar es como reproducir un video al doble o el triple de la velocidad, como una antigua película muda.

En 2001 se incorporó al proyecto G3, organizado por Joe Satriani. Se trata de una vitrina itinerante que pretende mostrar a varios de los mejores exponentes de la guitarra rock. La primera edición se celebró con Satriani y Steve Vai, como ha ocurrido casi siempre, y un tercer invitado que en 1996 fue Eric Johnson. Han ocupado ese lugar luminarias como Yngwie Malmsteen, Robert Fripp, Paul Gilbert y Brian May (Queen).

El sábado 20 de octubre el estacionamiento de El Nacional, que es la nueva locación del espectáculo, recibirá a Satriani y Steve Morse, quien ha sido guitarrista de Deep Purple desde 1994. Petrucci, músico de 45 años de edad nacido en Kings Park, un pueblo del estado de Nueva York, estará acompañado por el bajista Dave LaRue y Mike Mangini, el baterista que sustituyó a Mike Portnoy cuando dejó a Dream Theater sorpresivamente en septiembre de 2010.

—¿Qué recuerda de la primera participación en el G3?
—Grabábamos Six Degrees of Inner Turbulence y nos tomamos un tiempo libre en el medio de ese proceso para asistir al tour. Recuerdo que estuve sorprendido y honrado de ser llamado para participar. Fue muy divertido y, además, fue una gran experiencia profesional. También tuve que escribir canciones especialmente para tocarlas allí, porque no tenía material en solitario. Eso me estimuló a iniciar una carrera en paralelo.

—¿Hubo antes de esa ocasión una experiencia similar en la que se encontró con otros de su misma especie?
—Antes de eso sólo estaba concentrado en Dream Theater y en Liquid Tension Experiment –proyecto en el que compartía con Tony Levin, Portnoy y el tecladista Jordan Rudess–. Hubo un par de colaboraciones en álbumes de otros guitarristas, pero nunca viví ese nivel de contacto que genera el G3. Es una situación intensa. Fue la primera vez que estuve rodeado de artistas que están en la misma búsqueda.

—Hay mucha competencia entre guitarristas. ¿Siente algo de presión que lo impulsa a seguir practicando duro para mantener o superar el nivel?
—Siempre he sido alguien que ama crear. Yo disfruto mucho del proceso de composición. Pero, al mismo tiempo, hay un elemento desafiante cuando llegas al aspecto técnico del instrumento. Y la competencia es estimulante para un guitarrista. Si veo a alguien que hace algo interesante, quiero probarlo también. Si veo a alguien que hace algo que no puedo reproducir, quiero cambiar eso. Entonces sí. Sí existe ese elemento que te inspira para subir los límites y ser cada vez mejor.

—En cuanto a los dedos, es como un atleta. ¿Cuántas horas al día practica?
—Sí, en cierta forma es como un deporte. Debo mantenerme ágil para subir el nivel, especialmente si estoy preparando una grabación o una gira. Es importante para mí practicar cerca de tres horas diarias o quizá más. Creo que es esencial cuidar el ritmo, porque se corre el riesgo de quedar fuera de forma. Es necesario descansar si no se está en una temporada de mucho trabajo, pero, para mí, tocar es simplemente algo que tengo que hacer para sentirme bien.

—¿Era Joe Satriani alguien a quien admiraba cuando estaba empezando?
—¡Por supuesto! Cuando su disco Surfing with the Alien (1987) salió, me senté a aprenderme todas las canciones. Escuchar su estilo, un guitarrista moderno que toca rock pero usa el instrumento de una manera tan lírica para expresar melodías y solos, y todo en un solo elemento, fue como una transfusión de inspiración para mí.

G3: Joe Satriani, John Petrucci y Steve Morse
Sábado 20 de octubre
Estacionamiento de El Nacional
Entradas: entre 790 y 2.290 bolívares
Información: www.profitproducciones.com