• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El gruñir de los Stones

Rolling Stones | Foto: AFP

Rolling Stones | Foto: AFP

La legendaria banda británica celebra 50 años de recorrido con Grrr!, un álbum recopilatorio que parte de su etapa de bluseros y refleja sus picos de psicodelia y rock n’ roll

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los Rolling Stones viven su dualidad: son cuatro leyendas, íconos, figuras de cera que representan un capítulo fundamental en la historia del rock n’ roll. Pero también son seres humanos de palpitantes corazones que no necesitan andar de gira constantemente ni morder el polvo de la industria para llamar la atención.

Su ausencia en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos causó más ansiedad. Para levantar una polvareda les bastó que dijeran a través de sus cuentas de Twitter que estaban compartiendo en el estudio. Luego detuvieron el mundo por unos instantes cuando anunciaron que darían una serie de conciertos en Londres y Nueva York y el lanzamiento del documental Crossfire Hurricane.

A propósito de Grrr!, el disco recopilatorio que lanzarán hoy para celebrar 50 años de carrera, los músicos, por separado, ofrecieron extensas entrevistas, cuyo contenido fue cedido por la compañía Universal Music. Participaron Mick Jagger, Keith Richards y Ron Wood; el baterista Charlie Watts se ausentó por un resfriado.

Entre 50 piezas que recorren su etapa de bluseros, los años de psicodelia y consagración, los Stones incluyeron un par de temas nuevos, “Doom and Gloom” y “One More Shot”. Jagger considera que para la banda nunca ha sido un gran reto entrar al estudio y generar algo interesante: “Sólo buscas que los músicos toquen maravillosamente bien. Al juntarse y ponerse de acuerdo en todo, lo cual es fácil para nosotros porque lo hemos estado haciendo desde hace mucho, conseguimos un buen patrón y retomamos el groove de siempre”.

Cuando se les consulta qué les ha permitido permanecer juntos durante tanto tiempo, cada quien tiene una respuesta. Jagger cree que es simplemente gracias al éxito. Wood lo atribuye a la incertidumbre: ese factor sorpresa que hay detrás de cada proyecto, sin planificación ni análisis. Y Richards, que es un gran amante de esa “espontaneidad”, da la respuesta más interesante: “Porque somos muy buenos y amamos genuinamente lo que hacemos. No tocamos por más nada que no sea nosotros mismos. No nos molesta que nos paguen, ¿a quién le molesta?, pero no es la fuerza que mueve a la banda. Podría quedarme en casa sentado, pintando o escribiendo, pero hay un magnetismo por el que digo: ‘No, lo que realmente quiero hacer es tocar con Charlie, Mick y Ronnie”.

Richards, el corazón de la agrupación, declara que las recientes grabaciones se realizaron con gran facilidad. “Hubo mucha energía porque no habíamos trabajado juntos desde hace tiempo. Vamos a ser claros: fueron 5 años de pausa. Ya estaba poniéndome ansioso (…) Lo difícil de los Stones es reunirlos. Estar juntos en una misma habitación, incluso después de tantos años, a mí produce una sensación increíble. Puedes sentir que hay algo más allí presente, no importa el nombre que tenga”.

Ronnie Wood anunció que sí habrá algunas novedades en los conciertos que ofrecerán en noviembre. Por ejemplo, la banda volverá al principio, a su primer sencillo: “I Wanna Be Your Man”, una canción cedida por John Lennon y Paul McCartney que representó el primer indicio de que esos jóvenes rebeldes y desgarbados se convertirían en estrellas del rock.