• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El gran Gatsby comienza la fiesta

La obra literaria de F. Scott Fitzgerald y William Faulkner estará presente en la Costa Azul

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque no forma parte de la competencia por la Palma de Oro, El gran Gatsby, una visión con anteojos de 3D del nunca modesto director australiano Baz Luhrmann de la década de los veinte del siglo pasado, que definió la cultura contemporánea, será la sensación de Cannes. El filme protagonizado por Leonardo DiCaprio, que el fin de semana sólo fue superado por Iron Man 3 en la taquilla de Estados Unidos, abre la edición número 66 del festival cinematográfico más glamoroso del planeta.

Steven Soderbergh (con Behind the Candelabra, sobre el pianista e ícono homosexual Liberace), Roman Polanski (La Vénus à la fourrure, de Francia), los hermanos Joel y Ethan Coen (Inside Llewyn Davis), Jim Jarmusch (Only Lovers Left Alive), François Ozon (Jeune et Jolie), Alexander Payne (Nebraska), el mexicano Amat Escalante (Heli), Paolo Sorrentino (La grande bellezza), James Gray (The Immigrant), Nicolas Winding Refn (Only God Forgives) y Valeria Bruni (Un château en Italie) se destacan entre los directores de los 20 filmes que componen la selección oficial.

El jurado presidido por el cineasta estadounidense Steven Spielberg, del que también forman parte su colega Ang Lee y los actores Nicole Kidman y Christoph Waltz, emitirá su veredicto el domingo 26 de mayo.

Un nazi en Bariloche. La muestra paralela Un Certain Regard (Una Cierta Mirada) luce no menos interesante con una representación indirecta venezolana en Wakolda, película argentina sobre un misterioso inmigrante nazi en Bariloche de la directora Lucía Puenzo, que produjo Stan Jakubowicz, caraqueño residenciado en Estados Unidos.

Tendrá competidoras como The Bling Ring, una historia basada en hechos reales sobre adolescentes que usan Internet para invadir la intimidad de celebridades, y Mientras agonizo (As I Lay Dying), del director y protagonista James Franco, una adaptación de William Faulkner que, junto con la que hace Baz Luhrmann de El gran Gatsby de F. Scott Fitzgerald, completa la perspectiva literaria que se dirigirá desde Cannes hacia los "locos años veinte" del siglo pasado.

"Fitzgerald escribió la novela a 20 minutos de Cannes, en Saint-Raphaël. Yo estrené Moulin Rouge! en el Festival de Cannes en 2001. Mi hijo nació en Francia, tenemos familia francesa", indicó Luhrmann en una entrevista concedida al diario español El País. Hace casi 10 años, en París, el director australiano decidió lanzarse a una aventura obsesiva para emprender la quinta adaptación cinematográfica de El gran Gatsby, obra literaria que en su opinión, a pesar de las cintas anteriores protagonizadas por estrellas como Alan Ladd o Robert Redford, nunca ha sido satisfactoriamente contada en la gran pantalla.

Luhrmann recurrió a su habitual artillería de extravagancia, que incluye a actores como DiCaprio y Tobey Maguire, un cuidadísimo diseño de producción, vestuario de firma y una banda sonora de Jay-Z.

La adaptación de Mientras agonizo presenta aún más peligros, ya que la obra de Faulkner (que siempre rechazó que sus novelas fueran llevadas al cine) recoge en 59 capítulos las voces de 15 narradores, con la técnica narrativa del "flujo de conciencia".