• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El gobierno destina para cultura 0,32% del presupuesto de la nación

A través de la Fundación Misión Cultura, el ministerio dirige la plataforma Red Cultural Comunitaria que recibirá Bs. 11,7 millones | Foto: William Dumont

A través de la Fundación Misión Cultura, el ministerio dirige la plataforma Red Cultural Comunitaria que recibirá Bs. 11,7 millones | Foto: William Dumont

En el último lustro se ha registrado un descenso en la asignación de los fondos para el sector

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si bien la Unesco indica que los recursos destinados al sector cultural no deben ser menores de 1% del presupuesto anual de la nación, en Venezuela no se ha respetado este porcentaje. Durante el último lustro, el año en que se destinó más dinero al sector fue en 2010: 0,53% del total, cifra que ni se acerca a la recomendada.

Al hacer una comparación, entre 2010 y 2014 el presupuesto para el Ministerio de Cultura creció en 108,9% en términos nominales (bolívares), pero al tomar en cuenta la inflación acumulada se registra una caída de 26%, es decir, a pesar de recibir un monto mayor, los recursos no alcanzan.

Al revisar la cantidad destinada a cultura –que este año es de 1,75 millardos de bolívares de un total de 552,63 millardos de bolívares– durante el último lustro ha habido una disminución de la participación del sector en el presupuesto total de la nación: de 0,53% a 0,32%.

“El porcentaje ha sido bajo en todos los períodos democráticos, porque lamentablemente el tema cultural nunca ha sido prioridad. En la historia de la legislación cultural venezolana, fue a comienzos de los años sesenta cuando surgió el primer instituto autónomo, el Inciba, que después pasó a ser el Conac. No fue sino hasta 2003 que se creó el Ministerio de Cultura y por un decreto del Ejecutivo, no por una ley orgánica. Esta pequeña evolución legislativa ha marcado el estado general de lento reconocimiento del sector. Aquí se trabaja a contracorriente. El aprobado es un monto absolutamente insuficiente”, afirma Antonio López Ortega.

El gestor cultural agrega que es necesario tener claros los conceptos a la hora de aprobar presupuestos: “Hay una diferencia entre cultura y política cultural. Esta última es aquella que establece un diagnóstico de necesidades para crear respuestas programáticas. Pero la mala tradición del país es financiar cultura. Se aprueba dinero por aprobarse”.
 
Arte comunitario. Los lineamientos del Plan de la Patria para la Gestión Bolivariana Socialista 2013-2019 son los que enmarcarán las políticas del Ministerio de Cultura. Así lo señala la sección dedicada a este despacho en el Proyecto de Ley de Presupuesto para 2014, aprobado en primera discusión en la Asamblea Nacional.

Para el próximo año el foco seguirá en la idea de comunidad. "El Ministerio de Cultura busca promover un modelo de vida para la paz y la vida, transformando la cotidianidad de nuestro colectivo emprendida desde la acción revolucionaria”, indica el documento. “Como herramientas fundamentales para alcanzar este objetivo, se afianzará la creación de ‘redes’ como forma de ‘organización socioproductiva comunal’, siguiendo el llamado del comandante eterno Hugo Chávez, reafirmado por el presidente obrero Nicolás Maduro”, agrega.

Así, la plataforma denominada Red Cultural Comunitaria, que se desarrolla a través de la Fundación Misión Cultura, contará con 11,7 millones de bolívares; a lo que se suman 71,8 millones de bolívares que recibirá del Fondo Único de las Misiones.
“La idea de comunidad en realidad se refiere a los consejos comunales. Y eso no es un acercamiento a la población, porque no son elegidos por la gente. Eso va para la vigilancia y la dominación del país porque se pierde la autonomía. Ellos podrán tener todo el presupuesto, las leyes más arbitrarias, las instituciones, pero no tienen el arte”, afirma el investigador y curador Perán Erminy.
 
Planificación. Para el próximo año, el despacho que encabeza Fidel Barbarito tiene establecido ejecutar 51 proyectos, entre los que está la Fábrica de Medios, que consiste en la creación y difusión de 4.940 producciones como En jaque –transmitido por Alba Ciudad 96.3 FM–, el programa Todosadentro de VTV y el semanario homónimo encartado en el Correo del Orinoco. Otro será la Formación en la Modalidad de las Artes y Capacitación en el Trabajo Cultural Comunitario, con el que se planea formar a 4.000 estudiantes y capacitar a 5.000 comunidades.

En cuanto al financiamiento de las plataformas culturales, será la de Artes Escénicas y Musicales la que más dinero recibirá: 194,2 millones de bolívares. Esta agrupa, entre otros, a la Fundación Teatro Teresa Carreño, que contará con 90,3 millones de bolívares para proyectos como la conservación de las instalaciones y las producciones escénicas.

El área con la asignación más baja será Cine y Medios Audiovisuales, con 85,8 millones de bolívares. Sin embargo, al presupuesto del CNAC se suma el dinero que recibe del Fondo de Promoción y Financiamiento del Cine proveniente de las contribuciones especiales.

Libro y Lectura obtendrá 127 millones de bolívares. Y se destinarán 154 millones de bolívares para Artes de la Imagen y el Espacio, que incluye a la Fundación Museos

Nacionales, que tendrá un presupuesto de 140,5 millones de bolívares, un monto no muy superior al de 2013.

El sistema
El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de Venezuela, cuyo origen se remonta a 1975, nunca ha estado adscrito al Ministerio de Cultura. Pasó de la cartera de la Familia a la de Salud y Desarrollo Social y luego a la de Participación Popular. Después formó parte del Ministerio de las Comunas, más tarde lo mudaron a la Vicepresidencia y actualmente pertenece al Despacho de la Presidencia. Desde allí se le otorgó para 2014 un presupuesto de 250,3 millones de bolívares. A esto se le suman 514,4 millones de bolívares provenientes de recursos y transferencias del sector público.

Entre sus planes, según el proyecto de ley, la institución tiene estipulado desarrollar  la segunda fase del programa de apoyo al Centro de Acción Social por la Música, el sostenimiento y fortalecimiento de la red de orquestas y coros y del programa Alma Llanera.