• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Al país lo gobiernan malas versiones  de Eudomar Santos”

Franklin Vírguez en "El Señor de los Cielos" | Foto: Twitter

Franklin Vírguez en "El Señor de los Cielos" | Foto: Twitter

El actor, quien interpreta al general Carreño Arias en El señor de los cielos, protagoniza el cortometraje La tumba, de la venezolana Maru Morón 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Fue en 1992 cuando se estrenó Por estas calles, pero es este año –cuando es transmitida por un canal en Miami– que Franklin Virgüez se ve en el papel de Eudomar Santos, un personaje que terminó de consolidar su carrera actoral. “Él era un buen malandro. O mejor dicho, un malandro pendejo”, afirma entre risas.

Para el actor, que reside desde hace 14 años en Estados Unidos, el regreso a Venezuela no parece inmediato. Asegura que ha recibido amenazas por teléfono y redes sociales. Dice que incluso le han dicho que lo llevarán a ver la prisión conocida como la tumba. “No voy desde hace cinco años”, lamenta.

“Basta que ponga un pie en Maiquetía para que me pongan preso o me hagan pasar un mal momento y no me voy a arriesgar. Quizás ni siquiera el mismo gobierno lo haga, pero el país está en manos de arrabaleros. Y un militar de esos, para obtener prebendas, me va a detener. Me duele, pero volveré el día en que todo esto se acabe”, continúa.

No está dispuesto a conocer el sótano cinco del Sebin de Plaza Venezuela, pero sí intenta difundir lo que allí sucede y conoce por testimonios. Cuando grababa la cuarta temporada de El señor de los cielos, en México, en un centro comercial se encontró con Sebastián Torres, uno de los actores y productores del cortometraje La tumba, de Maru Morón. Torres le planteó el proyecto. “De una le dije que con mucho gusto formaría parte, porque me interesaba sobre todo como ciudadano. Lo que se cuenta ahí, más lo que ya sabía, es conmovedor”.

En la producción tiene el papel de Salcedo, un guardia encargado de someter a los detenidos, al que reconstruyó a partir de videos de funcionarios policiales venezolanos. “Para interpretarlo vi algunas declaraciones de los jefes de las policías venezolanas: todos tienen el mismo matiz, una misma manera de decir las cosas, de vestir. Todos son iguales, parecieran sacados del mismo barrio. Ninguno tiene preparación. Son unos déspotas ignorantes, con el poder que les da la chapa y el arma. Eso era lo que quería transmitir”


Un capo cualquiera. Virgüez también tiene a su cargo el personaje del general Amílcar Carreño Arias, un militar narcotraficante en la serie El señor de los cielos, escrita por el venezolano Luis Zelkowicz, el cual ha generado controversia en el país, a pesar de que no se transmite la serie.

El actor señala que, contrario a lo que se piensa, Carreño Arias no está inspirado en ningún venezolano en específico, sino en investigaciones que ha realizado el equipo de producción. Para el intérprete, el líder ficticio del poderoso cartel pudiera ser cualquiera.

“Basta ver a los generales que dan los partes de orden de los desfiles militares. Son pequeños, regordetes, serviles, sin formación. Todos tienen un objetivo en común: destruir a Venezuela. Todos son unos barrigones horrendos que no han ascendido por méritos, sino por arrastrarse”

Con tantos años fuera del país, el actor indica que regresará cuando pueda trabajar en Venezuela. “¿Qué voy a hacer allá ahorita? En ninguna parte me van a contratar porque no hay puestos de trabajo. RCTV cerró, Venevisión está haciendo nada porque no se puede hacer más. Cuando haya empleo, seguridad, libertad de expresión, respeto a las leyes y a la Constitución, regresaré a trabajar a mi país”, añade.

Virgüez, un férreo crítico del oficialismo, asegura que la política del gobierno es como la filosofía de su personaje en Por estas calles: “cómo vaya viniendo, vamos viendo”, un dicho que se hizo popular entre los venezolanos. “Al país lo gobiernan malas versiones de Eudomar Santos, unos balurdos y mala gente. En Venezuela no se produce nada, el petróleo es un accidente geográfico. El pueblo no tiene nada. Ellos arruinaron la nación, la convirtieron en su feudo. Esto es una tragedia”.

Para el actor, una versión actual de la exitosa telenovela debería durar más de cinco años –la primera duró dos años y medio– por la cantidad de denuncias sociales que deberían incluirse en los argumentos.

¿Qué haría en la actualidad el personaje escrito por Ibsen Martínez en 1992? El actor contesta sin dudar: “En 2015, Eudomar Santos sería un empleado del Seguro Social y estaría jalando bola por un apartamento de Misión Vivienda. Estoy seguro de que sería una foca como tantos otros malandros en el país”.