• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Eduardo Liendo: “Tampoco es que me gané el Kino”

Escritor venezolano Eduardo Liendo / Foto Manuel Sardá

Escritor venezolano Eduardo Liendo / Foto Manuel Sardá

El autor de Los topos, que prepara su primera obra de teatro, recibirá la orden Juan Liscano en la feria de libros que comienza el jueves

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Eduardo Liendo se le hace difícil pelar las frutas. Quitarle la concha a la patilla y la lechosa que comería en el almuerzo lo retrasaron. Llegó apenado al encuentro en la plaza Francia de Altamira. No le gusta hacer esperar a la gente. El paso apresurado y el pecho agitado delataron la angustia con la que caminó desde su casa, a menos de 10 cuadras del lugar.

“Disculpa la demora”, dice el autor de El mago de la cara de vidrio, que horas antes había estado en Maracaibo. Allá participó en varios conversatorios sobre sus más recientes obras: la novela Contigo en la distancia y el ensayo En torno al oficio del escritor.

Es el homenajeado este año en el Festival de la Lectura Chacao, que se celebrará del 30 de abril al 10 de mayo. Lo llamaron hace varias semanas a su casa para informarle que por unanimidad había sido el elegido. “Es un reconocimiento a mi condición de escritor y ciudadano. La feria es un esfuerzo civilista y de pluralismo cultural que me interesa. Creo que nuestra sociedad está hambrienta no de pluralismo ideológico, sino cultural”.

Se siente honrado por el homenaje, pero piensa que debe asumirlo con humildad. “Tampoco es que me gané el Kino, aunque sería asombroso que eso ocurriera un día sin jugarlo", expresa con la sencillez que lo caracteriza. "Llevo más de 40 años en este caballo de la escritura, que un día hagan algo tan satisfactorio como lo que proponen lo recibo bien. Uno lo que dice es que menos mal que fue antes del más allá”, agrega.

Considera que el primer deber de un escritor es escribir lo mejor posible. “Pero también tiene deberes ciudadanos que cada quien asume de acuerdo con sus posibilidades y temperamentos. No se le puede pedir que salga a formar un amotinamiento. No está en su papel, pero sí que cumpla como modelo cívico. Un autor, periodista, cantante o deportista son personas conocidas y su palabra cuenta”, señala.

Durante el acto inaugural de la feria, Liendo recibirá la orden Juan Liscano de manos del alcalde Ramón Muchacho. Además, su obra será motivos de discusión en varios conversatorios.

El autor también compartirá con los niños en el Pabellón Infantil, que cuenta entre sus organizadores con El Nacional. Participará en una actividad que se llama Cuando sea grande quiero ser escritor, que se realizará el sábado 9 y domingo 10 de mayo a las 11:00 am. “Mi relación con los niños siempre ha sido afectuosa, pero también distante. Creo que me llevo bien. Los aprecio y los quiero, aunque nunca he tenido actividades culturales con ellos. Conversaré con los que estén y la dinámica determinará la vía que tome”.

Reconoce que algún lector ávido puede sentirse frustrado por no encontrar en Venezuela todas las novedades literarias que quisiera o por el alto precio de los títulos. “Deben buscar sustitutos, no dejar de leer con el pretexto de que no encuentran el texto de moda o el que les atrae más. A quien le interesa la lectura siempre hallará un sustituto. A uno no le alcanzarían cien vidas para leer lo que se tiene que leer. Uno nunca sabe qué se encontrará, a lo mejor uno halla algún libro importante entre esos que cuestan 10 o 15 bolívares”.


Debut en el teatro. Además de los agites propios a la promoción de su obra más reciente y demás actividades literarias a los cuales no termina de acostumbrarse, el autor prepara su primera obra de teatro. “Es un ensayo. Está basada en mi novela breve Mascarada (1978). Posiblemente se llame Las máscaras de prudencia”.

Dada su conocida pasión por el séptimo arte pudo haber escrito un guión cinematográfico; sin embargo, pero prefirió las tablas. “Me gustaría hacer tantas cosas, pero la vida es limitada”, dice. Desea que a mitad de año esté listo el texto, del que tuvo que replantearse algunos elementos. “Si tienes el propósito de una obra para ser montada en el contexto de Venezuela, no puedes pensar en algo como Broadway”, afirma.  

Recientemente se convirtió en abuelo. “Una maravilla, es excelente. Es una niña linda que se llama Paula”. Nació en el extranjero. Pero la tecnología le brinda la posibilidad de estar cerca. "Todos los días veo fotografías que me envían mi hija y mi yerno”. Le gustaría visitarlos en Chicago, donde se encuentra ahora su esposa. “Pero todos los venezolanos estamos en situación general de sospecha de no poder viajar”.


EPÍGRAFES

“Creo que nuestra sociedad está hambrienta no de pluralismo ideológico, sino cultural”


“A uno no le alcanzarían cien vidas para leer lo que se tiene que leer (…) A lo mejor uno halla algún libro importante entre esos que cuestan 10 o 15 bolívares”



hsanchez@el-nacional.com