• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El frío congeló la esencia de Blancanieves

La protagonista del cuento no aparece en la película | Foto Cortesía

La protagonista del cuento no aparece en la película | Foto Cortesía

El cazador y la reina del hielo intenta superar los 396,6 millones de dólares que recaudó en 2012 su predecesora, Blancanieves y la leyenda del cazador

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las crónicas de Blancanieves se desfiguraron en un relato épico con pretensiones tolkienianas. El cazador y la reina del hielo justifica su existencia con el espejo como salvoconducto que conecta la historia conocida con un nuevo reino. Aunque no aparece la dama de “piel tan blanca como la nieve, labios rojos como la sangre y cabello negro como la noche”, la cinta funciona independientemente.

La película dirigida por Cedric Nicolas-Troyan plantea una historia paralela a su predecesora que se desarrolla en un territorio de hielo, al tiempo que en el reino de Blancanieves se libra una batalla ya vista en el filme anterior, Blancanieves y la leyenda del cazador de Rupert Sanders.

La trama de este largometraje se centra en la hermana de la conocida y malvada reina Ravenna (Charlize Theron): Freya (Emily Blunt), quien huye del reino luego de la muerte de su hija y la traición de su amante. De aquí deriva su rechazo al amor y el único y más evidente mensaje que trasciende en el filme.

Freya crea su propio imperio de hielo, en el que roba niños para formar su ejército. Pronto descubre que dos de sus soldados incumplen la máxima de no enamorarse y los separa. Sara (Jessica Chastain) y Eric (Chris Hemsworth) se reencuentran siete años después, cuando ya él está convertido en el cazador que rescata a Blancanieves en la cinta anterior.

En un recorrido épico y moralizante, los cazadores enamorados y cuatro enanos buscan el espejo mágico que ha sido robado y que podría caer en manos de Freya. No viven muchas aventuras y el trayecto no es lo suficientemente perverso y oscuro; sin embargo, mantiene el ritmo con comedia.

Así, El cazador y la reina del hielo es una precuela, secuela y spin off que entretiene, pero deriva en un camino que nada tiene que ver con los cuentos conocidos de Blancanieves, como el de los hermanos Grimm o la película animada de Disney. Y prescinde –puede ser un acierto– de la encarnación del personaje de Kristen Stewart.

El filme no recibió buenas críticas. The Guardian reseñó que "con la ausencia de Blancanieves, esta mezcla digital, deprimente e incoherente de tramas de Frozen, Narnia y Los increíbles no logra justificar su producción”. Variety destacó las actuaciones de Chastain y Blunt, nuevas adquisiciones de la saga, pero que “no son suficientes para animar esta taciturna precuela, que nunca se decide por un centro dramático”.

Esta versión, con el cazador como protagonista, pretende superar los 396,6 millones de dólares que recaudó su antecesora en 2012.

El cazador y la reina de hielo
Circuito Cinex y Cines Unidos