• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Cinco fotógrafos crean estados del alma

Carlos Germán Rojas, Ana Luisa Figueredo, Antolín Sánchez y Ricardo Jiménez expondrán dos meses en Más allá de la imagen/ Manuel Sardá

Carlos Germán Rojas, Ana Luisa Figueredo, Antolín Sánchez y Ricardo Jiménez expondrán dos meses en Más allá de la imagen/ Manuel Sardá

La única artista femenina de la muestra, Ana Luisa Figueredo, presenta dos series a color: Theobroma cacao y Emperifolladas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El trabajo fotográfico de Ana Luisa Figueredo, Ricardo Jiménez, Ramón Paolini, Carlos Germán Rojas y Antolín Sánchez convivirá durante dos meses en un mismo lugar como parte de la colectiva Más allá de la imagen. Estarán juntos, pero no mezclados. Cada quien tendrá su espacio en la sala expositiva de la Fundación BBVA Provincial.

Los espectadores que visiten la exhibición podrán apreciar cinco pequeñas individuales, en las que, según la curadora Mariela Provenzali, la visión, el formato y el tratamiento de las imágenes los llevará a experimentar distintas emociones y estados del alma.

La única artista femenina de la muestra, Ana Luisa Figueredo, presenta dos series a color: Theobroma cacao y Emperifolladas. La primera está integrada por fotografías tomadas en una plantación durante el secado del cacao y la segunda reúne cuatro imágenes en primer plano de hojas muy verdes, con las que juega con el volumen, la sombra y el color.

"La manera cómo los campesinos secan el cacao en el patio es perfecta, casi como si hicieran obras de arte. En Chuao, por ejemplo, los ponen en forma circular. Es muy lindo porque, además, hacen cantos relacionados con el cultivo. Las fotos fueron tomadas en Choroní y Cuyagua.

Mi otra serie es del Jardín Botánico de Miami; son fotografías muy sensuales, es como si las hojas estuvieran bailando".

El fotógrafo Ricardo Jiménez expone un trabajo en blanco y negro que bautizó como Paisaje vertical. En la serie prescinde de la figura humana para enfocarse en los rastros que ha dejado en objetos derruidos u oxidados por el paso del tiempo. "Mi intención es enviar un mensaje sobre la contaminación ambiental o la soledad del hombre.

Eso te transmite cierta tristeza, pero a la vez juego con la belleza del encuadre. Es la estética del caos, de la destrucción".

El recorrido continúa con Abstracción del tiempo, la serie de Ramón Paolini, en la que las imágenes, más que fotografías, parecen cuadros, pinturas, aunque en realidad son pedazos de pared humedecida o detalles de puertas enmohecidas.

"Soy un arquitecto dedicado a la restauración. Algunas fotos tienen más de 20 años. Las fui apartando, pero recientemente me di cuenta de la conexión que hay entre ellas, de la búsqueda de la belleza, de que se puede hacer un cuadro a partir de una ruina", expresa Paolini, que es el único que exhibe una foto en la que aparece una figura humana.

Antolín Sánchez muestra Umbra, una serie integrada por imágenes de sombras y siluetas que nacieron sin una dirección específica. "Es un trabajo de larga data que se parió en pocos meses. A lo largo de las décadas, mientras realizaba otras series, me encontré con muchos paisajes y escenas que fotografié y fui acumulando. El ojo experimentado de Mariela notó la conexión entre las 12 imágenes que presento aquí, que incluye una que tomé en 1975, cuando era estudiante de bachillerato.

Ahora es un trabajo que no doy por terminado. Antes me encontraba estas imágenes, ahora las persigo".

Carlos Germán Rojas participa en la colectiva con Instalaciones imprevistas, un trabajo en el que asocia dos situaciones distintas y genera una tercera imagen que tiene coherencia a partir de líneas, colores y elementos.

"Son fotos que hago desde 2005, cuando empecé a utilizar la cámara digital. Hace tres meses hablé con la diseñadora Waleska Belisario y armamos los dípticos. Cuando vimos todo el material comenzamos a mezclar. Fue espontáneo, nada rebuscado", señala. Es así como los espectadores podrán ver la conexión entre la escalera de la Cancillería y el techo de la iglesia de Santo Domingo o de una discoteca con la Velada de Santa Lucía que se celebra en Maracaibo.