• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Las fobias más excéntricas de los famosos

Nicole Kidman | Foto: AFP

Nicole Kidman | Foto: AFP

Algunas estrellas de Hollywood que sorprenden con sus propias manías

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

1. Thornton le tiene miedo a los muebles antiguos

Según las propias palabras del actor, su fobia hacia las antigüedades surgió de manera súbita cuando, en un día típico y mientras cenaba con unos amigos, empezó a mirar los muebles del restaurante. Todos esos muebles eran del Siglo XVIII hacia atrás y le produjeron tanto pánico que no pudo seguir con la charla. "De repente sentí un gran miedo, no podía comer, no podía tomar, ni siquiera podía respirar" recordó Billy Bob Thornton.

Desde ese momento en adelante que se encuentra imposibilitado de permanecer en una habitación u otro espacio que esté decorado con dichas antigüedades. Si bien para él se trata de un miedo fundado, Thornton también reconoció que es motivo de bromas entre sus amigos "Me dicen que quizás en otra vida fui golpeado hasta morir con una silla antigua", bromeó el actor.

2. Tyra Banks no puede ver a los delfines

La modelo y conductora del exitoso reality America’s Next Top Model no parece, a simple vista, una persona miedosa. Sin embargo, Tyra Banks también tiene su talón de Aquiles y está representado por el afable cetáceo. En una entrevista, la modelo dio a conocer el origen de su pánico: "Todo empezó a los ocho o nueve años, cuando soñaba que los delfines me acorralaban y me pegaban".

Bueno... quizás Tyra esté exagerando un poco, pero lo cierto es que lo que muchos considerarían una mera pesadilla, para ella fue más que eso: "Los sueños con delfines siempre persistieron, después me encontraba en una pileta y también aparecían para apretarme y no dejarme respirar". No hace falta decir que esa reiteración de pesadillas le provocó un miedo que, incluso hasta el día de hoy, no ha podido superar.

3. Nicole Kidman detesta las mariposas

¿Quién puede tenerle pánico a las mariposas al punto de odiarlas? Sí, Nicole Kidman. Como el caso de Banks, su fobia se remonta a la niñez: "Cuando era chica y volvía del colegio, solía encontrarme con mariposas en la puerta de mi casa". Pero eso no es todo. El miedo era tal que Kidman tenía una estrategia para no pasar cerca de ellas: "Me trepaba a una cerca, iba al jardín y entraba a mi casa desde ahí para poder evitarlas".

Sin embargo, la ganadora del Oscar aseguró que hizo todo lo que estuvo a su alcance para superar la fobia en su vida adulta: "Fui al Museo de Historia Natural pero tampoco funcionó". Cuando le preguntan por su miedo, Kidman es bastante radical: "Pueden tirarme cucarachas encima, puedo saltar de un paracaídas, y así muchas otras cosas, pero no puedo soportar sentirme cubierta de mariposas". Si ella lo dice...

4. Cameron Diaz no toca los picaportes

¿Le podemos justificar esta fobia a Cameron Diaz? ¿La podemos catalogar como tal? La comprendamos o no, la actriz es efectivamente reticente a abrir puertas ya que, lógicamente, no le gusta tocar picaportes, ninguno, ni siquiera los de su propia casa. ¿No querrá contraer gérmenes? ¿Le resultan molestos al tacto? No sabemos qué le producen porque, a diferencia de otras celebridades, Diaz jamás explicó la razón por la cual esta manía ya se volvió cotidiana. Entonces, ¿cómo hace para superarla? Según los rumores, usa su codo para hacer girar los picaportes. Posiblemente esta sea la fobia más extraña, superando la del miedo a las perchas de Kylie Minogue y el pánico a las plantas de interior de Christina Ricci.

5. Nicki Minaj no sube por escaleras mecánicas

Este miedo es, sin dudas, mucho más reconocible que el de Cameron Diaz. La cantante se rehúsa a tomar escaleras mecánicas y eso la llevó a protagonizar más de un incidente ya que se trata de una fobia con la que le cuesta convivir. En una gala para basquetbolistas llevada a cabo en Los Ángeles donde Nicki Minaj era la figura estelar, se armó un revuelo producto del mencionado miedo. Como tenía que subir las escaleras mecánicas para llegar a su camarín y no podía hacerlo, Minaj le tuvo que pedir asistencia a los paparazzi para que la acompañen. "Hubo un poco de drama" declaró una fuente después. "Pero afortunadamente Nicki logró subir al escenario a tiempo". La cantante nunca explicó el motivo de la fobia, pero se cree que es por miedo a que sus altos tacos queden trabados en un escalón. Por lo tanto, que nadie le recomiende ver The Final Destination.