• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Las famosas acuden al gimnasio con objetivos claros

La actriz Yuvanna Montalvo durante su entrenamiento / Leonardo Guzmán

La actriz Yuvanna Montalvo durante su entrenamiento / Leonardo Guzmán

Lucir piernas bonitas ante las cámaras o tener energía para toda la jornada son las prioridades de cuatro "fajadas": Charyl Chacón, Mónica Fernández, Yuvanna Montalvo y Antonella Baricelli

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Siempre con el tiempo contado

A Charyl Chacón no le preocupa tanto llegar al gimnasio Gold´s Gym de Boleíta con el último grito de la moda en lycras ("en ese aspecto más bien soy compradora de ofertas", confiesa); pero hay un accesorio imprescindible que, si no lo tiene encima, se devuelve: el iPod con música electrónica.

Para la Miss Península de Araya 2008 y conductora de Mamma Mía en La Tele también es fundamental su reloj Polar, no solo porque le cuenta las pulsaciones, sino porque siempre anda con el tiempo ajustado: del canal sale al mediodía para el gimnasio y luego tiene clases universitarias, por lo que suele almorzar en su carro. Su papá, militar, le inculcó en Maracay la importancia de mantenerse en forma: "Me encantan las clases de baile y las combinaciones de artes marciales con los aeróbics, como el fit combat, así como trabajar piernas y glúteos, pero de los bracitos soy debilucha", admite.

"El principal problema de Charyl en el gimnasio es que nunca dispone de mucho tiempo, pero no es quejona. Cumple con todo lo que le pongo", cuenta su entrenador, Filippo Di Fabio, quien revela que la gran debilidad de la animadora es comer pirulines.

Juez y atleta desde niña 

Además de haber sido juez y directora de la Policía de Chacao, así como sobreviviente de un secuestro y un tiroteo, Mónica Fernández es apasionada al ejercicio desde que formó parte de selecciones infantiles y juveniles de voleibol en el municipio Sucre.

Más adelante, se convirtió en instructora de maratones de aeróbics. "Reconozco que soy buen diente: como bastante, pero siempre he entrenado muy, muy duro. Mi cualidad es la resistencia: puedo hacer 90 minutos de cardiovasculares o dos clases de spinning seguidas", admite la abogada del programa Se ha Dicho, en Televen. Sin embargo, una lesión de ligamentos en la rodilla y un tiro que recibió en la columna vertebral hacen que hoy se tome las cosas con calma.

"Se me ha hecho muy fácil entrenarla porque ya estaba familiarizada con todas las rutinas físicas", indica Manuel Fuenmayor, del gimnasio Bo Center, en Boleíta. "Como a toda dama, le preocupa lucir bonita, así como tener energía todo el día. Trabaja con equidad todo su cuerpo. Además es una mujer muy noble y me asesora en asuntos legales. Hasta he pensado en llevar un caso personal a su programa", confiesa el instructor.

Inocencia no quiere adelgazar

Yuvanna Montalvo es un caso opuesto al de la mayoría de las chicas que se acercan a un gimnasio. Para la intérprete de Inocencia Bermúdez en De todas maneras Rosa, que fue tenista de alta competencia, la principal preocupación no es perder peso, sino ganar masa muscular: "Si no entreno, adelgazo muy rápido".

Otra rareza en el sexo femenino: le encanta trabajar hombros, tríceps y otros sectores de la mitad superior del cuerpo. Lo que menos le agrada: las rutinas cardiovasculares, sobre todo si no las hace al aire libre. "Es una de las chicas más fajadas que tengo. Con frecuencia levanta más peso en sus máquinas que los hombres que están al lado de ella.

Como decimos en criollo: "se da duro", indica Gabriel Devenisch, su entrenador en Valle Arriba Athletic Center, y agrega: "Yuvanna es delicada pero fuerte. Es tan disciplinada e intensa que mi labor consiste, precisamente, en evitar que se ejercite de manera excesiva, lo que suele ocurrir en las personas que entrenan por su cuenta. Tiene un cuerpo espectacular y perfectamente podría ser una modelo deportiva, aunque su mayor tesoro son sus valores como ser humano".

Mamá con abdomen de hierro

Aunque hace apenas dos años fue mamá, Antonella Baricelli luce hoy una definición muscular asombrosa. Una de las explicaciones es el entrenamiento funcional, una de las principales tendencias contemporáneas en cuanto a acondicionamiento físico. "Pero el fitness va mucho más allá de lucir unos cuadritos en el abdomen", advierte la especialista en maternidad del canal La Tele. "Lo más importante es el bienestar que sientes mientras tu cuerpo va cambiando y el buen humor que experientas luego de una buena sesión de ejercicios. Siento que el universo me está llevando por este camino para llevarle a la gente un mensaje de salud", agrega.

"Antonella tiene una ventaja genética y es que es muy simétrica. Ninguna parte de su cuerpo es desproporcionada y tiene fuerza para trabajar con pesos. Ya está certificada como instructora en power yoga y está preocupada por formarse cada vez más", relata Marcelo Schulze, su entrenador.

"Ya corrí en el pasado un maratón de Nueva York y mientras estuve embarazada de Matías, traté de no engordar en exceso", rememora Antonella, que confiesa que hay una "zona errónea" de su cuerpo que le gustaría trabajar más: los glúteos.