• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Tania Sarabia: “Lo que me falta es trabajar en un circo”

Tania Sarabia | Archivo

Tania Sarabia | Archivo

Pero tenemos Tania honra los 40 años de trayectoria de la actriz con una muestra de sus mejores papeles, interpretados por amigas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Decir que uno dirige a Tania es un absurdo. Ella versiona los textos, los tacha y hace lo que le parece. Sí escucha al director, pero Tania es Tania”, afirma José Rafael Briceño, quien dirige el montaje Pero tenemos Tania dedicado a los 40 años de trayectoria de la primera actriz.

No se trata de una obra nostálgica. De hecho, cuando Jorgita Rodríguez, productora ejecutiva, le planteó el proyecto a Tania Sarabia, esta le respondió sin pepitas en la lengua: “¡Yo no quiero un homenaje de muerta!”.

La artista admite que, queriéndolo o no, ese genio está impreso en todo lo que hace desde su niñez. “Yo siempre fui terrible, desde chiquita. Me encantaba disfrazarme e inventar mucho. Mi hermana era más tranquila, pero yo…”, recuerda Sarabia, quien asegura que su afinidad al teatro es hereditaria.

“Mi mamá era miembro fundador del Ateneo de Caracas, así que he ido toda mi vida al teatro, eso siempre estuvo presente. Sin embargo, el día que me estrené estaba muy nerviosa. Fue en Acto cultural, con Purificación Chocano, papel que me escribió José Ignacio Cabrujas. Yo quería estar en esa obra y él me decía que no porque todos eran seres muy frustrados, pero yo insistí y logré que me metiera con este personaje. Aunque ese día estaba nerviosa, entendí que de allí no me bajaba nadie, supe que amaría esta profesión hasta que me muriera”, dice.


El arte de hacer reír. Mientras concedía esta entrevista, Tania Sarabia se agarraba la cabeza y apretaba los ojos, parecía no concentrarse porque al fondo ensayaban Carlota Sosa y Marialejandra Martín. “Es que yo no sé cómo hacer para no meterme. Como conozco todos esos textos, me pongo mal porque yo los interpreto muy distinto… Pero mejor, que los hagan como les parezca… Vamos a seguir hablando”.

Pero tenemos Tania, a beneficio de Senosayuda, concentra durante hora y media de espectáculo algunos de los trabajos más destacados de Sarabia interpretados por sus amigas, mientras que ella encarnará un fragmento de Los hombros de América de Fausto Verdial que, por supuesto, hace reír. “Para hacer reír debes tener una facilidad especial”, dice y agrega que a ella la hace reír lo mismo que a todo el mundo. “Chaplin, Emilio Lovera, Laureano… Hasta Maduro me hace reír, pero también me da tristeza”.

Afrontar la realidad no oscurece la mirada de Tania Sarabia, al contrario, ella aprovecha el comentario para dar un consejo de felicidad más efectivo que cualquier libro de autoayuda: “Uno tiene que cargar con un juego de dominó en la cola, un libro, un bicho para aprender inglés, puedes oírle la vida a la gente o contarles la tuya, esas son cosas muy importantes para darle la vuelta a los momentos difíciles y hacerlos más livianos”.

Para la intérprete nada parece pesar demasiado. Ni siquiera la fama. Al respecto cuenta que la gente la aborda sin ni siquiera preguntarle. “Me agarran y me besan de una vez, y yo me dejo agarrar como un trapo. Y qué voy a hacer si yo trabajo para el público, para hacerlos reír y esa es mi forma de ser útil. A mí lo único que me falta es trabajar en un circo, pero lo que más me interesa es ser una persona útil, quiero que la gente en mi país, que está tan triste y decepcionada, se sienta un poquito más feliz. Quiero darles risa y la risa es salud”.


Hablan los afectos

“La obra tendrá recuerdos, testimonios y anécdotas, a través de las cuales podremos ver un pedazo de la vida de Tania. Eso es lo más bonito”, anuncia la productora ejecutiva Jorgita Rodríguez.

“Tania es tan luminosa que creo que todos los actores de este país buscan la posibilidad de actuar con ella. Saben que les va a robar el show y para nadie eso es un problema; al contrario, es natural y deseable. Me parece totalmente pertinente que en tiempos como estos podamos rendirle homenaje a alguien que nos ha hecho felices a tantos venezolanos”, señala el escritor Leonardo Padrón.

“Caridad y yo estábamos trabajando con ella en un monólogo. Cuando tocó la parte de Tania, empezamos a notar que lo que decía no estaba en el guión. Yo pensé: ‘Tania se perdió’. Ella empezó a hacer un monólogo distinto y la gente se moría de la risa. Resulta que inventó otro personaje porque no quería que la vieja que interpretaba fuera solo para misa…”, recuerda la actriz Carlota Sosa.


Pero tenemos Tania

Hoy y mañana, 6:30 pm

Teatro del Colegio Santa Rosa de Lima

Entradas: www.ticketmundo.com y sus puntos de venta (CCCT y Centro Sambil)