• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El extraño amor de una robot rebelde y un misántropo

Charyl Chacón, Leonardo Aldana, Liliana Meléndez e Irving Gutiérrez integran el reparto | FOTO WILLIAM DUMONT

Charyl Chacón, Leonardo Aldana, Liliana Meléndez e Irving Gutiérrez integran el reparto | FOTO WILLIAM DUMONT

Javier Vidal dirige Te quiero… muñeca, obra que fusiona lo clásico con la mitología griega

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Emancipación femenina, creación de vida como jugando a ser Dios y una relación de amor inspirada en la mitología griega son argumentos que dan cuerpo a Te quiero… muñeca. La pieza, escrita por el español Ernesto Caballero, adquiere su propia atmósfera concebida por Javier Vidal, quien es el encargado de dirigir la obra que hoy se estrena en Teatrex El Hatillo.

Los lamentos rockeros de “Oh! Darling” (The Beatles) abren el telón y una casa de muñecas proyectada al fondo sirve de contexto para que Andrés muestre al público su extraña obsesión: no quiere relacionarse con una mujer de carne y hueso, así que adquiere una robot. Como si hiciera la lista para el mercado, ha enumerado los elementos que debe incluir su software para hacerlo feliz.

Pero el hombre no está satisfecho. Considera a su muñeca, rosada de pies a cabeza, demasiado sumisa y se aburre. Ella no ha resultado ser la mujer perfecta. Es entonces cuando el personaje femenino, confundido con tanta imprecisión, decide rebelarse y abandona a su pareja. Así confluyen la Nora de Henrik Ibsen, el mito de Pigmalión y su escultura Galatea, y Víctor Frankenstein.

Vidal se interesó por la comedia por considerarla intelectual y bien estructurada. “Me parece atractiva la idea de un personaje que no quiere saber nada del mundo, pero que termina enamorándose de un ser humano, de la vida. Además, soy una persona que admira Casa de muñecas, mi carrera de profesor comenzó con esa obra”, expresa sobre el montaje que es protagonizado por Charyl Chacón, Leonardo Aldana, Liliana Meléndez e Irving Gutiérrez.

Sobre la actual relación del hombre con la tecnología, el director expresa: “Lo ha vuelto misántropo, egoísta. El ser humano se ha encerrado en una máquina o una pantalla y observa el entorno a través de ella. Se crea un mundo paralelo. Entonces no sabemos exactamente cuál es la realidad: si la que leemos en Twitter o la que vemos cuando salimos de nuestras casas”.


Te quiero… muñeca
Teatrex, Paseo El Hatillo
Funciones: viernes, 10:00 pm; sábado y domingo, 8:00 pm
Entrada: 700 bolívares