• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los excesos colman la escena

La casta del coreógrafo uruguayo Martín Inthamoussú muestra el eco de la lujuria en Siete pecados capitales | Foto: Cortesía Compañía Nacional de Danza

La casta del coreógrafo uruguayo Martín Inthamoussú muestra el eco de la lujuria en Siete pecados capitales | Foto: Cortesía Compañía Nacional de Danza

La Compañía Nacional de Danza presenta Siete pecados capitales, espectáculo que muestra las visiones de cuatro coreógrafos nacionales y tres extranjeros. El montaje incluye música en vivo y proyección de videoarte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un vicio es el gusto especial por algo que incita a su uso frecuente y con exceso. Es quedar perturbado, fascinado por una pulsión que busca mantenerse impune. Pero cuando ese apetito desmedido origina otras conductas indebidas se convierte en pecado capital. De estos deseos se vale un grupo de artistas para crear las situaciones que constituyen el espectáculo producido por la Compañía Nacional de Danza que se estrenará mañana y tendrá funciones el fin de semana en la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño.

Siete pecados capitales, que comenzó a trabajarse desde febrero, contará con la participación de 22 bailarines de la compañía y las visiones de 7 coreógrafos, 4 nacionales y 3 extranjeros. El espectáculo incluirá banda sonora, músicos en escena y proyecciones de videoarte para generar un oscuro ambiente de excesos y bajezas humanas.

Danza transgresora. Uno de los coreógrafos invitados es el uruguayo Martín Inthamoussú, que ya ha venido para montajes anteriores y fue el encargado de trabajar el pecado de la lujuria en su pieza La casta. Participaron también el mexicano Marcos Rossi y la española Carmen Werner en la escenificación de la avaricia y la pereza, respectivamente.

En representación del país participaron el coreógrafo y bailarín de la Compañía Nacional de Danza Armando Díaz, que estuvo encargado de trabajar la soberbia. Su pieza, en la que juegan las máscaras, lleva por nombre Castillo de telarañas. Leyson Ponce, de Dramoteatro, hablará a través de los cuerpos sobre la gula con Hombre manzana.

La exponente del arte corporal Carolina Petit trabaja la envidia en su obra Ojos de luciérnaga, en la que recoge las amenazas que se generan en la interacción del hombre con el entorno. Y Rommel Nieves, Premio Municipal de Danza 2012, está al frente de La ira. El coreógrafo, acostumbrado a trabajar como solista, no quiso desaprovechar la oportunidad de investigar con un grupo de bailarines los lenguajes físicos en escena: “Yo trabajo con partituras para lograr tener una obra que más o menos se pueda repetir. No me interesaba irme por lo textual, no quería que se viera obvia la ira y no me importaba la connotación religiosa. La pieza la separo en tres momentos en los que hay interpretación, trabajo con elementos y un final que consiste en tirar todo en escena”.

Siete pecados capitales
Sala Ríos Reyna, Teatro Teresa Carreño
Funciones: viernes y sábado, 7:00 pm; domingo, 5:00 pm
Entrada: 30 bolívares, balcón; 50 bolívares, patio