• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Las estrellas se sacrifican por las tragedias de sus personajes

Natalie Portman se llevó el Oscar en 2010 por interpretar a una bailarina en El Cisne Negro

Natalie Portman se llevó el Oscar en 2010 por interpretar a una bailarina en El Cisne Negro

Los artistas que se someten a cambios físicos drásticos pueden experimentar crisis psicológicas y efectos adversos que afectan su salud. En algunos casos sufren trastornos hormonales o renales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Owen Chase estuvo 93 días sin comer y en condiciones críticas, luego de que una ballena colosal golpeó el barco que lo transportaba y murió el resto de la tripulación. Esta es la sinopsis de En el corazón del mar, película que llevó a Chris Hemsworth a vivir en carne propia la ansiedad del náufrago de la historia. Aunque no tuvo que sobrevivir 3 meses en el océano Pacífico, el actor estuvo 4 semanas con una dieta rígida que solo le permitía consumir 500 calorías al día para reflejar en su cuerpo la tragedia de Chase.

Hemsworth ha sido alabado por la crítica por el entrenamiento físico y mental al que se sometió para protagonizar el filme, estrenado en Venezuela el 25 de diciembre. Así como él, numerosas estrellas de Hollywood han buscado en el cambio de aspecto una fórmula que los catapulte en la
industria.

La estrategia tiene predecesores. Robert de Niro fue uno de los primeros actores en subir de peso drásticamente (30 kilos) para interpretar a Jake LaMotta en Raging Bull (1980).

Otros actores que han pasado por metamorfosis similares han sido Renée Zellweger para El diario de Bridget Jones (2001), Charlize Theron para Monster (2003), Jared Leto para Chapter 27 (2007), Natalie Portman y Mila Kunis para El cisne negro (2010), Anne Hathaway para Los miserables (2012) y
Jake Gyllenhaal para Southpaw (2015).

Uno de los casos más impresionantes fue la transformación de Christian Bale para El maquinista en 2004, cuando adelgazó más de 28 kilos en 4 meses comiendo solo una lata de atún y una manzana al día. El actor británico deseaba bajar 10 kilos más, pero la producción se lo prohibió. Una década después aumentó 28,5 kilos para La gran estafa americana.

Maritza Landaeta, especialista en nutrición, afirma que lo ideal es bajar o subir 2 kilos por mes y tener como mínimo 6 meses para lograr un cambio físico. Para estas dietas los actores deben apoyarse en un equipo de expertos integrado por un médico general, un nutricionista, un psicólogo y un fisiólogo.

Tal es el caso de Matthew McConaughey, quien pronto se verá calvo y robusto en Gold, película que será estrenada este año y para la que el texano engordó 15 kilos. En 2013, la estrella bajó 23 kilos en 4 meses para Dallas Buyers Club. La ayuda de 2 nutricionistas y el soporte de su familia fueron indispensables para lograr el papel que le valió un Oscar.

Otra ganadora del premio de la Academia fue Charlize Theron, quien se afeitó las cejas y engordó a base de papas fritas y donas para encarnar a una fría asesina en serie en Monster.

Los actores buscan con los cambios físicos ser fieles a sus personajes, pero también ganarse los reconocimientos de la crítica y el público. Para lograrlo, los equipos de producción suelen darles de 4 a 6 meses. Una carrera extrema contra el tiempo y la salud.

”La mayoría no acude a especialistas y se pasan las dietas unos a otros, lo que puede producir daños serios en el organismo porque no todos los cuerpos son iguales. Además, la actividad física es indispensable”, asegura Landaeta.

McConaughey confesó que la falta de ejercicios y pérdida de masa muscular hicieron que cayera al piso durante la filmación de una escena de Dallas Buyers Club en la que debía correr. Mila Kunis reveló que, tras bajar 9 kilos para El cisne negro, le cambió el metabolismo y su cuerpo no volvió a ser el mismo. Otro ejemplo es Tom Hanks, que aseguró que su diabetes se debe a los cambios de peso que sufrió para El náufrago y Philadelphia.
Diabetes, insuficiencia renal y trastornos hormonales son algunos de los problemas de salud que causan los cambios drásticos de peso. Pero, de acuerdo con Landaeta, la mayoría de las veces es posible recuperar la forma, lo que es obligatorio para las figuras de Hollywood si desean mantenerse en la gran pantalla.

EPIGRAFE
Es algo estúpido. Me dio gota y me subió tanto el colesterol en tan poco tiempo que los médicos querían recetarme Lipitor, un remedio para ancianos. Pero fue una experiencia fascinante. Jared Leto Actor de Chapter 27

CIFRAS

28 kilos en 4 meses rebajó Christian Bale para El maquinista. El récord de peso adelgazado en menor tiempo por un actor de Hollywood