• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La espiral irrumpe para darle sustancia al vacío

La exhibición incluye piezas como «Tensión espacial 16022010» | FOTO MANUEL SARDÁ

La exhibición incluye piezas como «Tensión espacial 16022010» | FOTO MANUEL SARDÁ

Influenciado por corrientes como el abstraccionismo y De Stijl, el artista reúne 14 piezas elaboradas en los últimos años para dialogar con la forma y su movilidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El hombre se construye en el espacio. Se mira y se entiende a medias que irrumpe en eso que es a la vez invisible y físico. A partir de estas ideas Pedro Fermín se fijó una serie de planteamientos artísticos y comenzó una investigación que tiene como base la manera en que los volúmenes y las formas se mueven en el vacío.

Parte de esta búsqueda se presenta como una exposición, cuya inauguración será mañana en la Galería Freites de Las Mercedes. El espacio como objeto reúne 14 piezas que Fermín creó en los últimos años: cuadrados y espirales manipulados para imprimirle tridimensionalidad al plano.

“Percibimos el espacio en la medida en que somos capaces de intervenirlo, bien sea la naturaleza o el mismo hombre. Y no solamente se trata de un espacio físico, sino también intelectual, el que habitan las ideas. La espiral se hace presente porque es constante del universo; los artistas siempre han tratado de utilizarlas para resolver problemas o conducirse a otros planos”, afirma Fermín.

Para el escultor la banda de Möbius es parte fundamental de su propuesta y se puede observar en piezas como Inmanente 04112012 (2012) o Vértice 04042014 (2014).

La exhibición, delicada y pulcra, envuelve en el silencio figuras geométricas de curvas pausadas, elaboradas en hierro y aluminio. El rojo, amarillo, azul y blanco de las formas se despegan de paredes claras y generan sombras, que reafirman ese carácter infinito.

El espacio como objeto incluye la obra Planos relativos 180919 (2010), una sucesión de cuadrados que subrayan un efecto de “conformación/deformación continua, gracias a las tensiones creadas por las alteraciones de la forma simple y la activación mental que ocurre, espontáneamente, tras su contemplación”, señala Katherine Chacón en su texto sobre la exposición.

En la muestra también hay diálogos con otros artistas, refiere Fermín. Un ejemplo es Plano continuo (2013), que alude al cuadro Las meninas del español Diego Velázquez.

Desde su etapa pictórica (que abandonó en 1996) hasta la escultórica actual, el artista nacido en Carúpano en el año 1950 se ha visto influenciado por representantes de diversas corrientes. Entre las principales están la tradición abstracta, constructivista y De Stijl, movimiento que tuvo a exponentes como el pintor Piet Mondrian, de quien Fermín destaca el episodio Boogie-Woogie.

“Hay un cuadro permanente que es el plano. El discurso comienza cuando se introduce la curva y completa la tercera dimensión. Los colores que utilizo vienen de estos artistas que se valían de los tonos primarios con la idea de apartarse de la naturaleza, no les interesaba el verde ni las medias tintas. Ellos buscaban simplificar”, expresa quien ha recibido varios reconocimientos y ha expuesto su obra en países México, Estados Unidos, Perú y Colombia.

El espacio como objeto
Galería Freites, avenida Orinoco, Las Mercedes
Inauguración: mañana, 11:00 am
Entrada libre