• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Un encuentro onírico con la danza

El espectáculo exploró emociones como la felicidad y la apatía / Leonardo Noguera

El espectáculo exploró emociones como la felicidad y la apatía / Leonardo Noguera

En un escenario deshabitado de elementos un grupo de bailarines brinca y se arrastra por el suelo, gira, revolotea y suda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sus cuerpos son materia líquida, aire y sombras que se proyectan con la luz. Las extremidades de unos se confunden con las del compañero, moviéndose en una sincronía musical para convertirse en el más puro de los encuentros. En un escenario deshabitado de elementos un grupo de bailarines brinca y se arrastra por el suelo, gira, revolotea y suda. Durante poco menos de una hora ellos juegan con sus posibilidades artísticas y le hablan al público a través de un silencio agitado, interrumpido a ratos por una melodía pregrabada.

La compañía coreana EDx2 está presente en la decimoctava edición del Festival Internacional de Teatro de Caracas para mostrar sus investigaciones en danza. Presentaron dos piezas: Sentimiento moderno y A causa de un porqué, en las que resaltaron la plasticidad y coordinación de sus intérpretes en una atmósfera casi etérea, generada por un excelente trabajo de luces. Las funciones ofrecidas el fin de semana se pueden considerar como una de las geniales aristas que cierra una jornada dedicada a las artes escénicas.

Ambas representaciones fueron creadas por el bailarín y coreógrafo de EDx2, Lee In-soo, reconocido por haber formado parte de la compañía Emio Greco/PC en Holanda. Su objetivo como artista, y también el de la agrupación, es despertar la sensibilidad artística valiéndose de movimientos descriptivos que fusionan géneros como el hip hop y la danza contemporánea con las acrobacias, las artes marciales, la mímica y la tecnología.

Sentimiento moderno fue la primera pieza que surgió ante el público una vez abierto el telón. Duró 20 minutos y estuvo interpretada por LEE In-soo y RYU Jin-yook. A través de un juego en el que ambos bailarines se entrelazaban, se separaban y perseguían, la coreografía habló sobre los acuerdos y desacuerdos, la cercanía y la apatía que pueden experimentar dos personas que trabajan juntas.

Como fondo se escucharon las melodías "The Method Works!" y "Meeting Laura" del filme El perfume: historia de un asesino, y "Nylon Smile" de álbum Third de Portishead.

Luego de un intermedio, demasiado largo para la duración del espectáculo, comenzó A causa de un porqué. A los intérpretes anteriores se sumaron Park Jung-mi, Yoo Junghwa, Ham Soyeon, Yang Ho-sig y Ahn Kyum. En la coreografía, que incluyó un divertido episodio de juego con una pelota invisible, los artistas plantearon la búsqueda de una felicidad que puede existir en algo más allá que la realidad: en la imaginación, en lo onírico, en la retrospección y la memoria.

La persiguieron entre partidas y regresos a escena, abrazos enmarañados y pasos de reptil, danzas que fueron ovacionadas por los asistentes.