• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El mensaje de Anna Vaccarella tras ser dada de alta

Anna Vaccarella recibe hoy su trasplante

Anna Vaccarella | Foto: Archivo

A través de su cuenta en Instagram, la periodista subió una fotografía que muestra el brazalete que la identificaba como paciente los 21 días que estuvo internada en un hospital de New York 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La periodista venezolana Anna Vaccarella anunció este viernes que fue dada de alta, tras ser intervenida quirúrgicamente hace dos semanas para realizarle un trasplante de médula. 

A través de su cuenta en Instagram, la periodista subió una fotografía que muestra el brazalete que la identificaba como paciente los 21 días que estuvo en el hospital el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, Estados Unidos.

“Ya estoy fuera del hospital. Gracias a Dios todo ha ido marchando muy bien y el doctor decidió que ahora es más conveniente para mí recuperarme fuera de la clínica donde hay demasiadas infecciones y personas que paradójicamente amenazan mi salud”, dijo Vaccarella.

La comunicadora manifestó que hoy inicia una etapa: “Ahora toca más reto. Todo está por renacer en mi cuerpo. Mi sistema inmunológico, mi sistema digestivo, mi sangre. Debo tener los cuidados de un recién nacido prematuro y la paciencia de un monje budista”.

Aquí el mensaje completo:

NUEVA ETAPA Ya estoy fuera del Hospital! Gracias a Dios todo ha ido marchando muy bien y el Dr decidió que ahora es mas conveniente para mi recuperarme fuera de la clínica donde hay demasiadas infecciones y personas que paradójicamente amenazan mi salud. Ahora toca mas reto!! Todo está por renacer en mi cuerpo. Mi sistema inmunológico, mi sistema digestivo, mi sangre... Debo tener los cuidados de un recién nacido prematuro y la paciencia de un monje Budista... Fueron los 21 días más difíciles de mi vida con esa cinta en mi muñeca... Día tras día, casi que hora tras hora una enfermera meticulosamente revisaba la cinta y la leía en voz alta mientras otra constataba los datos en la medicina que me suministrarían. En la mañana, en la tarde, en la noche, en la madrugada... A toda hora esa cinta hablaba por mi! Yo solo asomaba una sonrisa nerviosa esperando el siguiente dolor... Gracias Señor Jesus por llevarme en tus brazos! Ya salimos del Hospital! Y sé que sigo en tus brazos porque aún las fuerzas no me dan para andar sola! Queda un largo trecho. Un amigo me dijo hoy que nadie puede estar en mis zapatos pero que junto a muchas personas está en mi corazón. Y así es!!! GRACIAS, MILES DE GRACIAS A TODOS POR ESTAR EN MI CORAZÓN!!! Recen por mí y sobretodo por mis hijas que todos los días le preguntan a mami si va a regresar mañana...