• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

María Alejandra Requena : “Me emociona que me recuerden por mi trabajo en RCTV”

Foto: Williams Marrero

Foto: Williams Marrero

Aunque viene cada vez que hay elecciones, a la ex animadora de Atrévete a soñar le cuesta comprender, entre otras cosas, cómo sobreviven las familias venezolanas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace seis años que María Alejandra Requena se mudó a Miami. Y hace casi cuatro que comenzó su carrera en CNN. En la actualidad es presentadora de Café CNN junto con Alejandra Oraa y Carlos Montero. Para ella todavía es un reto trabajar en un canal regional, aunque no se amilana y la emoción que le causa es la misma desde el primer día.

Habla con pasión de su trabajo. Y aunque le cueste informar sobre Venezuela, afirma que ha aprendido a controlar la indignación que le produce presentar una mala noticia acerca del país. Espera que lleguen mejores tiempos para volver al país junto con su familia.

—¿Hace cuánto tiempo que no venía?

—Yo vengo cada vez que hay elecciones, aunque sea por pocos días. Voto, veo a mi familia y me regreso a trabajar. Me gustaría venir más seguido y sobre todo traer a mis hijos. Andrés y Miranda siempre me preguntan cuándo pueden venir.

—¿Qué es lo que más le impresiona cuando viene?

—Cada vez que vengo, sin importar el tiempo que pase entre cada viaje, lo que me impresiona son los precios de las cosas. ¡Es una locura! Ya perdí la noción. Cuando veo que lo que costaba 1.000 bolívares ahora lo venden en 2.500, pienso: ¡No puede ser! Es impresionante cómo el poder adquisitivo se va perdiendo. No puede ser que en Miami, que es una ciudad tan cara, las cebollas y los tomates sean más baratos. Cada cierto tiempo le envío productos básicos a mi familia y en este viaje, de dos maletas que me traje, una y media venían cargadas de Harina PAN, lentejas, arroz, café, azúcar. Y eso para mí es doloroso, especialmente cuando tengo que enviar medicinas.

—Como venezolana, cuando está en vivo, ¿cómo logra dar una mala noticia sobre el país?

—Yo he aprendido a controlar todos los sentimientos, que son inevitables. La impotencia, sobre todo. Sin embargo, trato de entender que estoy aportando aunque sea un granito de arena al informar. Cuando eso pasa, volver a cámara es muy duro. Tratar de hacer un comentario humano, sin ofender sensibilidades, es complejo.

—Está a punto de cumplir 4 años en CNN, ¿cómo ha sido la experiencia?

—Sigue siendo un reto porque porque debo empaparme de las realidades de otras naciones para poder hacer las preguntas pertinentes y reportar de manera apropiada cuando entrevisto a presidentes, cancilleres, mnistros. Y es que, finalmente, trabajo en un canal regional. Pero es algo que disfruto muchísimo porque hay países a los que uno aprende a sentir como propios.

—¿Cuándo regresa al país todavía la gente la saluda en la calle?

—Sí, ¡es increíble! Desde que me bajo del avión. Y me emociona que me recuerden por mi trabajo en RCTV. Eso es algo que agradezco.

—¿A quién le gustaría entrevistar?

—A Mauricio Macri. Y, por supuesto, a Nicolás Maduro. También me encantaría moderar un debate entre la oposición y el oficialismo.

—¿Qué tiene que pasar para que usted regrese al país?

—Que pueda creer que hay un mejor futuro para mis hijos. Que hay seguridad personal y jurídica para lo que ellos quieran hacer en su vida profesional. Nosotros nos sentimos venezolanos aquí y allá.