• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una elfa mueve el mundo de El hobbit

Evangeline Lilly / AFP

Evangeline Lilly / AFP

La actriz Evangeline Lilly interpreta a Tauriel en la segunda parte de la trilogía fantástica dirigida por Peter Jackson. El personaje es producto de la imaginación del director neozelandés

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando se adapta al cine un libro –y más uno de literatura fantástica firmado por J.R.R. Tolkien– puede ser peligroso tomar licencias como agregar personajes a la historia. Sin embargo, Peter Jackson, el director neozelandés responsable de la trilogía de El señor de los anillos, se atrevió a tomarse esa libertad cuando inventó una figura femenina y la insertó en la segunda y tercera parte de la saga fílmica de El hobbit.

Las críticas de los seguidores, como era de esperarse, llovieron. A algunos les pareció un sacrilegio, algo innecesario, pero a otros más bien les fascinó. Estuvieron de acuerdo con la incorporación de una mujer en un mundo netamente de hombres. La elfa Tauriel es ese producto de la imaginación de Jackson. Una heroína, una guerrera, que no teme enfrentarse con los orcos ni con ninguna criatura, ni tampoco robarse el corazón tanto del elfo Legolas como del enano Kili.

Al tratarse de un personaje desconocido, la actriz que le diera vida tenía que ser conciente de la responsabilidad que conllevaría, además de las críticas –tanto buenas como negativas– que recibiría. Jackson escogió a Evangeline Lilly, conocida internacionalmente gracias al papel de Kate en la serie Lost  y una fanática empedernida de los libros de Tolkien.

Cuando la intérprete recibió la propuesta tenía apenas dos meses de haber dado a luz a su hijo, Kahekili. A pesar de que se recuperaba del embarazo, Lilly sabía que no podía desperdiciar esa oportunidad. “Tauriel es un personaje que demanda mucho, especialmente en las condiciones físicas. Cuando comenzamos la filmación yo todavía amamantaba. No pude hacer ningún entrenamiento fuera del set, así que se me hizo difícil porque sabía que no podía sacrificar más tiempo con mi bebé. Pero logré conciliar el trabajo y la familia. Estoy muy feliz”, expresó la actriz canadiense en una conferencia de prensa en Los Ángeles a la que asistió con parte del elenco y el director para promocionar la película, a principios de diciembre.

La participación en la cinta también le devolvió a Lilly las ganas de volver a la actuación, porque después de Lost había quedado exhausta y agotada. “Siempre busco la perfección y eso hace que sea una persona que lidia mucho con la ansiedad. Cuando estaba en la serie la pasé mal. Sufrí de insomnios y otros efectos perjudiciales que me generó estar en el ojo público todo el tiempo. Sabía que eso no era sano, que ni la fama ni el dinero eran tan valiosos como para sacrificar mi salud. Pero mi percepción cambió al trabajar con Peter Jackson. Fue demasiado excitante todo. Hacer este personaje, colaborar con ellos en el proceso creativo, me dio un nuevo aire. Además, como después de filmar iba a mi casa a cuidar a mi bebé no tenía tiempo para juzgar mi actuación. Era muy libre y eso me abrió los ojos: dependiendo del proyecto, vale la pena estar en él. Y, de hecho, estoy buscando nuevas propuestas”, señaló la intérprete de 34 años de edad.

Lilly confesó que también el agradable ambiente en el set –que se notó entre actores como Luke Evans en la rueda de prensa– convirtió a El hobbit en una de sus mejores experiencias de trabajo. “A veces la gente no se da cuenta de toda la energía que demanda hacer una película. Un día promedio para un actor implica entre 14 y 20 horas de filmación. Pero siempre digo que lo que hacemos para vivir es jugar, así que si vamos a dedicarnos a esto hay que pasarla bien. En eso contribuyó mucho Peter, porque él es un bromista de primera. Es una de las personas más cómicas que conozco. Es más… tiene cero respeto al arte de la actuación. Y eso es algo grandioso. No tienes presión, él se ríe, bromea, te relaja. No hay mejor elíxir que eso. Pero todo cambia cuando él dice ‘¡Acción!”.


El hobbit: La desolación de Smaug

Estados Unidos, 2013

Director: Peter Jackson

Salas de cine del país

Circuitos Cinex y Cines Unidos

También disponible en 3D