• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los efectos visuales de Zootopia fueron escudriñados por ojos venezolanos

El primer trabajo de Osiris Pérez en el cine fue en Harry Potter y la orden del fénix | Foto: Cortesía Disney

El primer trabajo de Osiris Pérez en el cine fue en Harry Potter y la orden del fénix | Foto: Cortesía Disney

Osiris Pérez, graduado en la USB, forma parte en Los Ángeles del equipo de estudios Disney. Aunque la pasión del ingeniero de 36 años de edad son los videojuegos, en los años recientes se ha encargado de trabajar en varias películas taquilleras

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Osiris Pérez asegura que Zootopia es la película más complicada en la que ha participado. “No solo me refiero a los personajes con pelos, las diferentes especies, sino también a los sets. Hicimos una ciudad en la que coexisten todos estos animales y con diferentes temperaturas. Se tenía que reflejar de forma muy real. Tuvimos que presentar el punto de vista de un ratón, pero también el de una jirafa. Aparte de la imaginación, requirió muchísima investigación”, afirma el supervisor técnico asociado de efectos visuales en el filme. 

Parte del equipo viajó a África a estudiar el hábitat de algunos animales. El Museo de Historia Natural de Los Ángeles también fue importante. La institución dispuso de su archivo de pelajes para que los encargados de los efectos visuales los estudiaran con detenimiento. En Venezuela a la película le ha ido bien. Actualmente se encuentra en el primer lugar de la taquilla nacional con más de 419.000 espectadores desde su estreno el 19 de febrero.

“Hicimos fotos microscópicas. Determinamos cómo los diversos tipos de pelo se veían ante luces, vientos y estados del tiempo. Había que mostrarlo desde lo macro hasta lo micro”, indica el venezolano de 36 años de edad graduado como ingeniero de computación en la Universidad Simón Bolívar.

Es un trabajo que necesita esmero y desarrollo fidedigno. “El cerebro humano está programado para rechazar cualquier gesto que no considere real”, indica Pérez, que comenzó a trabajar en Disney en 2009 como director técnico de desarrollo de iluminación, cargo que ejerció en Enredados de Nathan Greno y Byron Howard.

Su área de interés inicial fue el mundo de los videojuegos. Cuenta que su tesis de grado se basó en uno. “Eso me abrió las puertas. Realicé una modificación a Unreal Tournament. Hice que aprendiera a jugarse a sí mismo”.

Los videojuegos fueron su obsesión en la universidad. Decidió entonces en 2003 estudiar un posgrado en Reino Unido en Gráficos por Computadora y Visualización. Trabajó en SCE Cambridge Studio, donde formó parte del equipo que desarrolló Heavenly Sword, que ganó en 2007 el Bafta como Mejor Historia y Personajes.

“Luego de esa experiencia comenzó mi carrera en el cine con Harry Potter y la orden del fénix (2007). También participé en 10.000 a.C. Volví después al mundo de los videojuegos como programador de animación en Rockstar Games”, dice sobre su experiencia en la firma de títulos como Grand Theft Auto y Red Dead Redemption. Pero ahí no estuvo mucho tiempo, solo cuatro meses.

En su currículum suma su experiencia de año y medio en Digital Dominio, antes de ser contratado por la compañía del ratón Mickey. En 2011 volvió a Londres, donde laboró en Double Negative. Gracias a sus funciones en esa empresa su nombre aparece en los créditos de películas como John Carter: Entre dos mundos (2012) de Andrew Stanton y El vengador del futuro (2012) de Len Wiseman.

“Hace dos años volví a Los Ángeles para trabajar con Disney en Grandes héroes (2014). Luego de eso me dieron el cargo de supervisor técnico en Zootopia, un rol que es como un puente entre directores de artes y técnicos. Es un trabajo mixto entre arte y tecnología. Con esta película hubo un mayor reto porque usamos la técnica de imágenes de alto rango dinámico”, dice Pérez sobre los procedimientos que permiten una visión más cercana a la del ojo humano.

Descarta dirigir una película. No está entre sus metas. “Mi fuerte es la conjugación de ambas partes". Prefiere no comparar el cine con los videojuegos. Asegura que es una cuestión de criterios. "Los videojuegos quieren parecerse cada vez más al cine y el cine usa cada vez más la tecnología de los videojuegos. En la convergencia está el futuro de ambas industrias”.

Sobre sus próximos proyectos no puede hablar hasta que el estudio no haga el anuncio oficial.

 

Nombres en las letras pequeñas

El nombre de Osiris Pérez es uno más entre los venezolanos que se han dedicado al trabajo técnico en películas animadas y de ciencia ficción en la industria estadounidense. Son aquellos que salen en las letras pequeñas de los créditos de cada filme.

Junto con Pérez, en Zootopia también trabajó Jorge Ruiz Cano como parte del equipo de animadores de la película dirigida por Byron Howard, Rich Moore y Jared Bush. Antes de este último proyecto fue responsable de las formas y gestos de los personajes de la taquillera Frozen: una aventura congelada (2013), así como de los que aparecen en Grandes héroes (2014) y en el cortometraje ganador del Oscar Feast (2014). 

Vanessa Salas Castillo es otra venezolana que figura en Zootopia y en el departamento de efectos visuales de John Carter: Entre dos mundos (2012), Winnie the Pooh (2011) y Enredados (2010).

En el mismo departamento, pero asociado a cintas como Thor (2011) y Una aventura extraordinaria (2012), está Luis Alejandro Guevara. El guitarrista de Zapato 3, Álvaro Segura, que reside en Los Ángeles, también ha trabajado en efectos visuales de filmes como Tron: El legado (2010), Iron Man 2 (2010), Hotel Transilvania (2012) y La era del hielo 4 (2012).