• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La dulce Cenicienta vuelve en formato real

El guión de la película está apegado al original, con pequeñas modificaciones | Foto Cortesía

El guión de la película está apegado al original, con pequeñas modificaciones | Foto Cortesía

La nueva versión del cuento infantil inmortalizado por Disney es protagonizada por Lily James, Richard Madden, Cate Blanchett y Helena Bonham Carter

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todos conocen la historia de Cenicienta. Romántica, edulcorada, cursi, la versión del cuento de los hermanos Grimm que trascendió fronteras gracias a las animaciones de Walt Disney, llega de nuevo a la pantalla grande. En esta oportunidad el mundo de fantasía se convierte en realidad en esta adaptación con actores de carne y hueso. 

El guión está apegado al original, aunque se le agregan pequeñas modificaciones. Ella (Lily James) es el nombre de la protagonista, una niña risueña, que crece feliz en una granja rodeada de animales, colmada por el amor de sus padres. Cuando llega a la adolescencia, una gran tragedia toca la puerta de su casa. Su madre muere de una extraña enfermedad. Tiempo después su padre vuelve a casarse, pero la desdicha regresa cuando traen la noticia de que falleció en un viaje.

Es ahí cuando comienza el tormento de esta damisela de cabellos rubios, que se convierte en sirvienta bajo las órdenes de su madrastra (Cate Blanchett) y sus inútiles hermanastras Anastasia (Holliday Grainger) y Drisella (Sophie McShera).

El destino, sin embargo, volverá a sonreírle a Ella cuando se tope de improvisto con el encantador príncipe Kit (Richard Madden) mientras cabalga en el bosque. Ahí comienza esta melosa historia de amor verdadero, que surge a primera vista y termina en una búsqueda implacable por todo el reino con una zapatilla de cristal.  

Helena Bonham Carter tiene una pequeña participación en la cinta dirigida por Kenneth Branagh. Vestida con un aparatoso traje blanco lleno de escarcha, aparece como la hada madrina con su varita mágica. Es la que convierte la calabaza en una gran carroza dorada, a dos lagartijas en pajes y al ganso en chofer. Con su magia transforma a la joven Cenicienta en una princesa vestida de azul, con un gran armador bajo su falda y una diminuta cintura, casi casi sacada del cuento animado.

Pero la gran actriz de esta adaptación es sin duda la malvada madrastra. Las villanas están de moda. En esta oportunidad Blanchett se lleva los aplausos por la construcción de este personaje, tan elegante como ambiciosa, despiadada, celosa de la juventud rozagante de su hijastra, la bella e inteligente Ella, cualidades que no tienen sus hijas. 

“Era demasiado vieja para ser Cenicienta y no lo suficientemente divertida como para ser el hada madrina”, bromeó Blanchett en la reciente entrega del Festival de Cine de Berlín, en el que se estrenó la película 65 años después de que Walt Disney presentó su versión animada.

La inocencia de Lily James como Ella logra convencer, con su eterna disposición a ayudar a los necesitados, incluso si se trata de sus amigos los ratones. Richard Madden interpreta a un acartonado príncipe, que siempre está vestido de mallas ajustadas. Es tan tieso y encantador como su versión del cuento de hadas.

La mayoría de las críticas han favorecido esta adaptación de Cenicienta. “El color, el brillo y un corazón descaradamente romántico explotan en la pantalla. Una película inspiradora que reviste de cálido sentimiento temas universales como la pérdida, la fortaleza, la experiencia y la madurez”, dice David Rooney, crítico de The Hollywood Reporter.

Al especialista de la revista Variety, Peter Debruge, le pareció una exquisita experiencia visual. “Blanchett mezcla aspectos de Bette Davis, Barbara Stanwyck y Marlene Dietrich en una villana épica”.

La misma opinión tuvo Lee Marshall de Screendaily, quien considera a esta Cenicienta como la última gran película romántica de gran presupuesto de la era analógica. “Una adaptación deliciosamente diáfana de la fábula de Charles Perrault”.

El crítico de El Mundo de España, sin embargo, no tuvo buenos comentarios para la cinta. “Versión animada de Disney casi punto por punto con una liberalidad a la altura de su desvergüenza. Sorprende lo engominado, cursi y simple de una lectura del cuento”, dice.

Y la verdad es que no hay mucho más que buscar en esta Cenicienta que no esté en el cuento original. Una bonita adaptación tan romántica y cursi como se esperaba.


Cenicienta
Estreno: hoy
Cinex y Cines Unidos