• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una drama lúgubre y represivo revive en Rajatabla

La casa de Bernarda Alba se presentará durante dos semanas | Foto Manuel Sardá

La casa de Bernarda Alba se presentará durante dos semanas | Foto Manuel Sardá

La obra, presentada en el marco del 43º aniversario del grupo, es dirigida por Vladimir Vera y protagonizada por Francis Rueda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cinco sillas y una mesa dan la bienvenida a un ambiente lúgubre. Las cruces que cuelgan del techo predicen la oscura y dramática historia de las mujeres Alba. Con solo ver la sencilla escenografía, quien no conozca La casa de Bernarda Alba, obra escrita por Federico García Lorca, ya puede hacerse una idea.

La música sale desde el fondo del escenario mientras una imagen del Sagrado Corazón de Jesús es paciente testigo del primer acto de la pieza, fundamental en la obra del escritor español. La obsesión por las apariencias, el dinero como móvil, la envidia, el odio entre la familia, la amargura y la ostentación del poder son los hilos conductores de este drama, que puede suceder en cualquier contexto.

Bernarda castra a sus hijas —Angustias, Magdalena, Amelia, Martirio y Adela—, pero también a ella misma, con un luto riguroso que cierra incluso puertas y ventanas, luego de enviudar por segunda vez. Ellas habitan una casa cubierta por la sombra de la muerte y los deseos sexuales reprimidos.

Con la sólida dirección de Vladimir Vera y la producción del Grupo Rajatabla, este montaje de La casa de Bernarda Alba —de una hora y veinte minutos de duració— incorpora elementos novedosos a la pieza, tantas veces llevada a escena en el país.

El primero de ellos es la música en vivo —hay acordeón, guitarras y cantos dolorosos, punzantes, conmovedores— que contribuye a crear una atmósfera todavía más sobrecogedora.

Otro componente incluido es el pueblo, a través de los cantos a los que también se suman las hermanas. Campesinos y habitantes que juzgan, critican, crucifican y seducen, que caminan por las calles del poblado perdido de la geografía española; y a quienes las hermanas Alba deben ver solo a través de las ventanas y algunas rendijas de un portón.

Paradójicamente, Vera rompe con el clásico y a su vez lo respeta.

En el papel de la dura y despiadada Bernarda Alba se encuentra, regia, Francis Rueda. “Yo no quería hacer este personaje, que se ha hecho tantas veces en el teatro venezolano. Cuando Vladimir me lo propuso le pedí interpretar a Poncia, la criada. Es un personaje muy complicado y es una gran responsabilidad, porque siempre están las comparaciones”, señaló la actriz.

Rueda recordó un montaje de Ibrahím Guerra en los años setenta, protagonizado por Carmen Palma. “Bernarda tiene todas las características maravillosas para que una actriz pueda disfrutarlo. Es castradora, déspota. Me costó todo de ella, su voz, su cuerpo. Me costó más que Madame Sade. Para mí fue un reto. Apenas hace unos días fue que lo pude agarrar. Es complicada, pero hermosa”, agregó la intérprete, quien añadió que desde la primera lectura han pasado cuatro meses.

Más de 27 actores están en escena. Adriana Bustamante, Fedora Freites, Graziella Mazzone, Daniela Leal, Valentina Garrido, Evelia Di Genaro, Mayra Santos y alumnos del Taller Nacional de Teatro completan el reparto.

El equipo artístico está integrado por Fedora Freites en el diseño de vestuario. La musicalización estuvo a cargo de Eduardo Bolívar mientras que el diseño de iluminación es de David Blanco. Adriana Bustamente está al frente de la producción artística, mientras que las coreografías son de Soraya Orta. La producción general es de William López.

La casa de Bernarda Alba se presentará por dos semanas, en el marco del 43º aniversario del grupo Rajatabla. Volverá a las tablas de la mano de la agrupación en febrero de 2015.


La casa de Bernarda Alba
Sala Rajatabla, Bellas Artes
Jueves, viernes y sábado, 7:00 pm
Domingo, 6:00 pm
Entradas: Bs 100