• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Un drama íntimo del iraní Farhadi tiene olor a premio en Cannes

El director iraní Asghar Farhadi / AFP

El director iraní Asghar Farhadi junto al elenco de "El Pasado" / AFP

La película, protagonizada por el actor francés Tahar Rahim, que se dio a conocer en Cannes en 2009 con El Profeta, y el iraní Ali Mosaffa, sume lentamente al espectador en el dolor de una familia y le hace descubrir, como en un 'thriller', sus secretos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Uno de los filmes más esperados en la sección oficial del Festival de Cine de Cannes, El Pasado, drama íntimo del iraní Asghar Farhadi, con la francoargentina Berenice Bejo, fue aplaudido este viernes por la crítica, que saludó unánimemente el trabajo del autor de 'La Separación', ganadora de un Oscar en 2002.

El Pasado, presentado en el segundo día del certamen de Cannes, donde 20 filmes están en liza por la Palma de Oro, tiene perfume de premio, según se desprende de los comentarios elogiosos tras el pase de prensa de este filme intenso. "Cuando Asghar me escogió, sabía que iba a vivir una experiencia muy fuerte", dijo en entrevista con AFP en Cannes Berenice Bejo, la estrella de 'The Artist', que nació en Buenos Aires y que cuando tenía 3 años viajó a Francia con sus padres huyendo de la dictadura argentina.

La película, protagonizada por el actor francés Tahar Rahim, que se dio a conocer en Cannes en 2009 con El Profeta, y el iraní Ali Mosaffa, sume lentamente al espectador en el dolor de una familia y le hace descubrir, como en un 'thriller', sus secretos. El Pasado retoma los temas explorados por Farhadi en 'Una Separación', que le valió el Oscar a la mejor película en lengua extranjera: las relaciones de pareja y las complejidades de una familia. Y aunque la cinta es una producción francesa, rodada en París, el alma del filme es iraní, reconoció el realizador. "He trabajado durante años fuera de Irán, pero sigo siendo iraní. Y voy a seguir así, no voy a cambiar", dijo Farhadi en una rueda de prensa en el Palacio de Festivales.

El cineasta opinó que seguramente no vale la pena hablar de la "nacionalidad" de una película, porque "lo que importa es la relación que se crea con cada espectador". "La nacionalidad puede crear ciertos prejuicios en todo el mundo contra una película, y es mejor que eso no ocurra", dijo Fahardi, recalcando que "la personalidad de alguien no cambia según donde esté" . Citó de ejemplo a Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura en 1981. "García Márquez trabaja fuera de su país. ¿Deja por eso de ser colombiano? ¿Importa eso?", planteó el realizador, que habló también del peso de la censura, que declinó de dos maneras: "la oficial y la que vive sumergida en tu interior".

Bejo, en su mejor papel desde que saltó a la fama hace dos años en Cannes con 'The Artist' -un filme en blanco y negro que ha triunfado en las salas oscuras del mundo entero-, interpreta a Marie, una mujer que vive en un suburbio de París con dos hijas de una relación anterior. Marie ha pedido a su esposo Ahmad que regrese de Teherán para firmar los papeles del divorcio, tras invitar a Samir (Rahim), su nuevo compañero, a instalarse en su casa con su pequeño hijo. Y para todos es evidente que el pasado entre Marie y Ahmad está muy presente.

Uno de los talentos del realizador iraní es que sabe contar una historia y envolver al espectador en ella. Sus personajes son bien construidos, creíbles, como son los sitios donde rueda, que huelen a verdadero. Farhadi, que debió comunicarse con sus actores mediante una intérprete, sabe exactamente lo que quiere y sabe comunicarlo, coincidieron ambos actores. "No deja nada al azar", recalcó Tahir.

"Aunque usamos intérprete, había tanta conexión que era increíble. Estábamos delante de alguien que aunque no entiendes lo que dice, comprendes perfectamente lo que quiere", dijo Bejo, que señaló que el cineasta iraní "sabe sacarnos a los actores todo lo que tenemos dentro". El sábado, Cannes recibe a Benicio del Toro en 'Jimmy P', del realizador francés Arnaud Desplechin, en concurso por la Palma de Oro, y rinde homenaje al cineasta francochileno Alejandro Jodorowsky.