• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El documental del vino de La Rioja llega a Nueva York para mostrar su lado "más humano"

La película no se centra en la bebida su "compleja y fascinante" cultura circundante, así como en las personas que lo producen

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La producción del vino de La Rioja y su compleja cultura llega a Nueva York con "Devolver al vino lo que el vino nos ha dado" (2011), un documental del director Zev Robinson protagonizado por los miembros de la Bodega Dinastía Vivanco para ofrecer el lado "más humano" la cultura vinícola española.

El documental se proyectó hoy en el Instituto Cervantes de Nueva York con la presencia del propio director y del presidente de la Asociación para el Desarrollo del Turismo y la Cultura (ACTE) y miembro de la bodega, Rafael Vivanco.

Según explicó Vivanco en declaraciones a Efe, esta producción poco tiene que ver con el vino como bebida, pues se centra en su "compleja y fascinante" cultura circundante, así como en las personas que lo producen.

"El director encontró a nuestra familia cuando recorría los viñedos de España y Portugal, y le gustó nuestro espíritu, sobretodo la frase que mi padre tanto repite: hay que devolver al vino lo que el vino nos ha dado", explicó Vivanco.

Así, el documental es fruto de las 230 horas de grabación que el director recopiló durante varios años en los que tuvo oportunidad de visitar veinte viñedos españoles.

A través de entrevistas a diferentes generaciones de los Vivanco y a los trabajadores que cultivan las uvas, Robinson consiguió plasmar en el documental la relación entre ambos, lo que considera la verdadera esencia de la cultura vinícola.

"Además de vender el vino tenemos que vender su cultura, porque el vino español ocupa un espacio muy pequeño a nivel internacional. No hemos sabido comercializar bien y ahora tenemos que hacernos un hueco en el exterior", señaló Vivanco.

La peculiar manera con la que esta dinastía pretende agradecer al vino todo lo que les ha dado, es a través de proyectos como el Museo del Vino Dinastía Vivanco de Briones o con documentales como éste, que intentan proyectar a nivel internacional la producción vinícola más allá de su consideración como una bebida alcohólica.

De esta cultura vinícola, Vivanco destacó cómo el vino ha conseguido plasmarse a través de sus 8.000 años de historia en el vocabulario de la gente y en muchas manifestaciones artísticas como la arquitectura, la literatura o cine.

"Por eso desde la ACTE estamos promoviendo su candidatura como patrimonio cultural inmaterial, para que se reconozca a nivel internacional su verdadero valor", añadió.

Así, lamentó el hecho de que España, aunque es el país con mayor extensión de viñedo y la segunda productora de vino a nivel internacional, siga estando "eclipsada" por la gastronomía y el vino italiano y francés.

No obstante Vivanco afirmó "que las cosas están cambiando" porque la crisis obligó a los productores a abrir nuevos horizontes en el exterior.

"Estados Unidos, la tercera importadora de vino a nivel mundial, se presenta como la baza a explorar en el futuro de la exportación", añadió.