• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La diversión se vuelve cara

En el último año, las entradas para la mayoría de las obras aumentaron más de 50%

En el último año, las entradas para la mayoría de las obras aumentaron más de 50%

Los precios de las distracciones masivas por excelencia, como el cine, el teatro y los conciertos, han aumentado significativamente en el último año. La crisis del país ha afectado el sector de entretenimiento. Para los venezolanos, con una inflación anualizada de 63,6% al mes de noviembre según cifras del Banco Central de Venezuela, una cita o una salida familiar es un verdadero lujo. Según la misma institución, la variación en el renglón de esparcimiento y cultura entre noviembre de 2013 y el mismo mes de 2014 fue de 50%.Por ejemplo, para ir al cine, una familia de cuatro personas debe invertir entre 400 y 3.440 bolívares solo en entradas, sin contar con los refrigerios. Si la salida es en pareja, el gasto asciende a 2.400 bolívares para una película 4DX, con combo incluido. En el caso del teatro, los boletos para algunas piezas aumentaron más de 100% en un año. Los espectáculos musicales no escapan de la crisis, las entradas para los pocos conciertos internacionales que se realizan en el país no pueden ser pagadas con un sueldo mínimo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Combos de 1.000 bolívares

Los montos de las entradas del cine varían de acuerdo con la zona. Las salas que están ubicadas en el oeste de Caracas y en el interior del país son las más económicas. En Cines Unidos de Metrocenter el ticket cuesta 110 bolívares para funciones 2D y 150 bolívares para 3D, mientras que en Los Naranjos o en el centro comercial Líder –salas que ofrecen servicio premium– el precio es de 190 bolívares la entrada general y 235 bolívares las 3D.

En el Cinex del centro comercial Buenaventura de Guatire o en el Multiplaza Victoria las entradas cuestan 110 bolívares para películas 2D y 140 para 3D. En Paseo El Hatillo y el Centro San Ignacio se debe pagar 810 bolívares para ver una película en 2D 4DX y 860 bolívares si es en una sala 3D 4DX. En estos cines, el boleto para una función 3D aumenta a 250 bolívares.

Sin contar con las chucherías, una familia integrada por 4 personas debería invertir entre 440 bolívares, para una función 2D en una sala de Cines Unidos del oeste de Caracas, y 3.440 bolívares para disfrutar de una cinta con efectos de 3D 4DX en Cinex.

En los cines Paseo del Centro Cultural Trasnocho es un solo monto: 180 bolívares por función.

La mayoría de los combos que ofrece Cinex están por encima de los 400 bolívares. Muchas de las promociones para dos personas superan los 950 bolívares, como la que incluye 1 cotufa grande, 2 refrescos, 2 raciones de tequeños y un Choconut.

Los combos en Cines Unidos varían entre 134 bolívares (cotufas pequeñas y refresco mediano) y 256 bolívares (cotufas medianas, refresco grande y un chocolate con leche grande).

Una pareja que desee ver una película en 3D 4DX debe invertir 1.720 bolívares en entradas. Si a eso le añaden los 680 bolívares de un combo 4DX Dúo, tienen un gasto total de 2.400 bolívares.

Se intentó contactar con ejecutivos de Cinex y Cines Unidos, pero al cierre de esta edición no había sido posible.

La cifra

3.440 bolívares debe gastar una familia de 4 personas, solo en entradas, para ver una película en 3D 4DX y 400 bolívares si es en 2D.

Los mónologos son más caros

En el último año, las entradas para la mayoría de las obras aumentaron más de 50%. No eres tú ¡soy yo! de Luis Fernández se presentó en 2014 en Urban Cuplé con entradas generales a 200 bolívares y VIP a 250. Este año, regresa a la sala con los boletos generales a 710 bolívares y los VIP a 895.

Lo mismo sucede con Orgasmos de Norkys Batista, cuya entrada en mayo de 2014 costaba 385 bolívares. Este año el precio de la general es de 700 bolívares y el de la VIP, 1.000 bolívares.

“Las entradas y los refrigerios de la sala subieron 45%, pero a nosotros también nos aumentaron hasta los materiales para las escenografías”, indicó Robert Chacón, gerente general de Urban Cuplé, donde se venden tragos desde 400 bolívares.

Para las familias, las opciones son varias. En Escena 8 se presenta El jorobado y su princesa gitana. En diciembre, los boletos costaban 400 bolívares y ahora su precio aumentó a 500 bolívares. Otra obra infantil es Tonny el vaquero valiente, en Teatrex El Hatillo, a 300 bolívares la entrada. Una familia de 4 personas debe invertir entre 1.200 y 2.000 bolívares solo en entradas.

En el Centro Cultural Chacao, el 23 de enero se ofrece de nuevo Sangre en el diván, con Héctor Manrique. Las entradas cuestan 365 bolívares en platea y 295 en balcón. El año pasado se presentó en el Centro Cultural BOD a 250 bolívares por persona.

En el Teatro San Martín las entradas son más económicas. El año pasado el público pagó 50 bolívares para ver las obras Fotomatón y Señorita y Madame.

En el Trasnocho se realiza este año el Festival de Jóvenes Directores, cuya entrada cuesta 250 bolívares.

En 2014 no hubo musicales. En 2013, Chicago se presentó en el Teatro Teresa Carreño con boletos cuyo precio variaba entre 350 y 1.370 bolívares. Este año, para ver Despertar de primavera en el Centro Cultural BOD se debe pagar entre 790 y 1.500 bolívares.

Los precios se triplican

La opción de ir a conciertos es cada vez más cuesta arriba para muchas personas por el aumento en los precios de las entradas, superiores a 100%. En 2013 quienes fueron a ver el espectáculo de Beyoncé en la USB tuvieron que pagar 7.250 bolívares en la zona VIP; mientras que los fanáticos de Romeo Santos, en julio de 2014, desembolsaron 14.755 bolívares para estar en la zona más exclusiva del Poliedro.

El ticket más económico para asistir al show de la estadounidense estaba fijado en 1.250 bolívares, mientras que el del concierto de Santos era de 4.495 bolívares. El incremento fue de 259%. El mismo día que Beyoncé se presentó el dólar paralelo se cotizaba en 43 bolívares. Durante las presentaciones del bachatero la divisa se conseguía por 76 bolívares.

Otro ejemplo es la reciente gira Guaco histórico. Parte 2. En Caracas, en el estacionamiento de CCCT, los seguidores de la agrupación llegaron a gastar hasta 11.000 bolívares por entrar a la zona VIP. Un año antes, cuando emprendieron el tour del disco Escultura, el ticket más caro era de 4.600 bolívares. El aumento fue de aproximadamente 139%.

En Teatro de Chacao, en octubre de 2013, un boleto para un espectáculo costaba 300 bolívares. A finales de 2014, el de Rafael “Pollo Brito” se fijó entre 1.300 y 3.440 bolívares. Este año, sin embargo, la entrada para Barroco latino de Alexis Cárdenas varía entre 565 y 765 bolívares.

En el Centro Cultural BOD, en 2011, una entrada para su sala de conciertos podía costar 150 bolívares. Actualmente puede sobrepasar los 700 bolívares, dependiendo del artista. Para el de Los Amigos Invisibles, realizado en diciembre en los espacios abiertos, cobraban entre 2.500 y 3.300 bolívares.

El ciclo Noches de Guataca, que comenzó en 2010, tuvo inicialmente una entrada de 80 bolívares. El precio de la temporada que comienza a finales de enero en el Espacio Plural del Trasnocho Cultural es de 350 bolívares

Aun en locales como Discovery Bar, La Quinta Bar y Teatro Bar se puede pagar hasta 200 bolívares por la entrada. Una cerveza puede llegar a costar hasta 100 bolívares. El Estado también mantiene su programa de conciertos gratuitos en lugares como La Estancia y el Centro de Acción Social por la Música.

Las cifras

63,3% es la inflación venezolana anualizada al mes de noviembre, según cifras del Banco Central de Venezuela.

50% fue el aumento registrado en esparcimiento y cultura entre noviembre de 2013 y noviembre de 2014, de acuerdo con el BCV.