• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Un diálogo abstracto se desplegará en D’Museo

Reymond Romero tiene piezas en la muestra

Reymond Romero tiene piezas en la muestra

La galería presenta una colectiva de 13 artistas contemporáneos que reflexionan sobre el concepto de modernidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La modernidad suele ser antagónica al discurso oficial. Es retadora, crítica, frontal, y en Venezuela es sinónimo de resistencia cultural. Una de sus expresiones es el abstraccionismo, que tiene una larga trayectoria en los talleres de los artistas nacionales.

Una muestra de 13 creadores contemporáneos invadirán la Galería D’Museo desde este domingo a las 11:00 am, quienes protagonizaran una colectiva de Proposiciones abstractas, exposición que se presenta como espacio de confrontación estética de tres generaciones plásticas.

“La primera lectura de esta propuesta colectiva es que existe una herencia de la tradición de los maestros en la base de la cuadrícula, la serialidad, en la influencia de Gego y Cruz Diez”, explica Nicomedes Febres, curador de esta exhibición. “Por razones de espacio, seleccionamos a 13 artistas. Es una muestra de cómo es el arte abstracto contemporáneo en Venezuela, a partir de obras de los ochenta, noventa, hasta las más recientes. Es un registro de cuál ha sido el impacto, no se trata de una revisión temporal”.  

Los nombres seleccionados por esta curaduría son: Eugenio Espinoza, Sigfredo Chacón, Rafael Barrios, Clemencia Labin, J. J. Moros, Ana María Mazzei, Alberto Cavalieri, Alí González, Luis Salazar, Juan Toro, Reymond Romero, Aureliano Parra y Flix.

“La otra lectura que puede hacerse de esta colectiva es la crítica al cuestionamiento de la modernidad”, señala Febres. “Los más jóvenes plantean el rescate de los valores del concepto de modernidad, a través de las series con distintos materiales y técnicas. Es una muestra amplia con la cual se puede hacer una cartografía del arte abstracto en Venezuela. Aquí no se hace una exposición de este tipo desde hace muchos años. Y esto no es lo único que existe, son solo las obras de 13 artistas, que creo son fundamentales en sus aportes a la generación abstracta del país”.  

Y en este punto, los artistas insisten en que es necesario rescatar los espacios de confrontación, que deberían ser impulsados por los museos. Situación que no ocurre desde hace varios años.

“Es importante que se hagan exposiciones de carácter histórico por la crisis que hay en los museos. Este tipo de iniciativas merece una buena curaduría, mayor investigación y carácter conceptual. En Venezuela existe una tradición geométrica y abstracta reconocida internacionalmente. Se debería hacer una revisión de las nuevas generaciones”, comenta Alí González.  

En el caso de J. J. Moros, destaca la doble reflexión que se da en los artistas, a nivel interno como parte del movimiento abstracto y al verse dialogando en una colectiva. “Las obras adquieren otra dimensión cuando salen del taller, tienen otro lenguaje al tomar los espacios en blanco. Hay cierta picardía en esta confrontación generacional, al tiempo que es un espacio para reflexión interna para cada artista”.

Proposiciones abstractas estará abierta al público durante todo febrero. El curador espera que este tipo de iniciativas se repliquen en otras galerías con mayor frecuencia. “Tenemos que rescatar la tolerancia estética, la pluralidad de los lenguajes. No se trata de un problema político, sino filosófico y artística. La pluralidad es lo único que nos permitirá progresar”.