• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una misa despedirá hoy el alma musical de Valentina Marulanda

Valentina Marulanda | Foto: Archivo

Valentina Marulanda | Foto: Archivo

Amigos y familiares se reunirán hoy en el Cementerio del Este, a partir de las 10:30 am, para despedirse y recordar su vida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el aire quedará la sensación de la despedida de una mujer cuya elegancia y parquedad se destacaban en la grandilocuente ciudad letrada nacional. Hoy, a las 10:30 am, en la capilla del Cementerio del Este se celebrará una misa por el alma de Valentina Marulanda, escritora, traductora, académica, ensayista y experta en música que falleció el miércoles por la mañana, víctima del cáncer de páncreas.
Esposa del poeta Alfredo Chacón, era también conductora del programa radial La Nota Clásica, que presentaba los sábados por la mañana en la emisora 97.7 FM. Además, era colaboradora del suplemento Papel Literario de El Nacional. “Ella se dedicó a uno de los oficios más sofisticados y complejos que hay en el mundo: pensar la música, y desde ese punto de vista fue una intelectual muy solitaria y peculiar en Venezuela. Pocos han alcanzado su nivel de abstracción y la exigencia sensible que eso supone. Era un ángel en nuestra cultura; amén de su refinamiento y su belleza”, señala Nelson Rivera, editor de la publicación.
El fotógrafo Vasco Szinetar, amigo de la intelectual desde hace más de 30 años, menciona también la cercanía que Marulanda –nacida en Manizales, Colombia, en 1952– tuvo siempre con la cultura de Venezuela, incluso antes de mudarse a Caracas, en la década de los ochenta: “Junto con Ben-Amí Fihman, que era agregado cultural en Bogotá en 1979, construyó allá el espacio Colombo-Venezolano. Recuerdo que desde entonces ya me parecía una mujer sensible, fina y delicada, de una rara inteligencia silenciosa, en el buen sentido de la palabra. Después nos reencontramos en el país y también coincidimos en el primer equipo que tuvo la revista Exceso”.

Letra y música. Marulanda se graduó de la Licenciatura de Filosofía y Letras de la Universidad de Caldas. Y en París completó una Maestría en Estética y un Doctorado en Filosofía del Arte y de la Cultura, en La Sorbonne. Entre sus publicaciones se encuentran Primera vista y otros sentidos (2004). El año siguiente la Universidad Simón Bolívar editó La razón melódica: filosofía, música, lenguaje, ensayo finalista del Concurso Anual Transgenérico de la Fundación para la Cultura Urbana.
“Definir la música resulta tan difícil como definir la vida o el amor. Por ser una realidad inasible, huidiza, evanescente. Algo que sólo es mientras acontece y es captada por el oído; después se convierte en silencio”, escribió Marulanda recientemente en un ensayo académico. A quien lo lee no se le escapa la comparación obvia: así era ella, entre la sinfonía y el silencio. Allí estuvo y ya se fue, antes de que pudiera ser definida.