• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La desilusión es la meta de Carlos Baute

El cantante venezolano Carlos Baute / Leonardo Noguera

El cantante venezolano Carlos Baute / Leonardo Noguera

Después de hacer discos autobiográficos, ahora el venezolano planea “plagiar” emociones de su pasado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A pesar de que Carlos Baute está viviendo el momento más maravilloso en su vida personal, a lado de su mujer y tras haber vuelto su música con una apología de su vida, en estos momentos desea cantarle a la desilusión.

“Estoy componiendo y tengo muchas cosas ahora; para el año que viene quiero escribirle al desamor, porque el disco pasado fue muy autobiográfico, el antepasado también, y fueron discos muy felices y dije: voy a cambiar un poco el registro”, comentó en entrevista el intérprete de “Colgando en tus manos”.

Para ello buscará plagiar emociones de sus anécdotas pasadas que igual resultaron en éxitos, pues quiere hacer un tono dramático a su carrera.

“Hace mucho tiempo me fue muy bien con una canción que hice sobre una historia personal de que me abandonaron, una historia horrible y enseguida quise sacar a un amor, con eso de un clavo saca a otro clavo, pero no funcionó porque empecé a comparar olores, todo y se olvida mejor con el tiempo.

“Entonces puedo recordar ese tipo de sentimiento y robarlos de mis amistades que están pasando por momentos difíciles, en eso me inspiro, aunque es un reto porque no siento eso”, acotó.

Ahora necesita de cómplices para realizar dicho encuentro y ha puesto en la mira a un par de hermanos que respeta y admira.

“Tengo muchas ideas, tres colaboraciones me encantarían: Jesse & Joy, los amo, me identifico muchísimo con sus canciones, me parecen grandes escritores y ella es tremenda intérprete”, externó, aunque aún no les ha sugerido si quiera hacerlo.

Ya está decidido y aunque parece una locura, sabe que tratar de descifrar decepciones ya consumadas es una condición básica de sus raíces.

“Todos los latinos somos noveleros, los que escriben saben que somos melodramáticos, nos queda fácil”.

Sin pretensiones

Sabe que está en un momento prodigioso, donde su carrera le ha dado para vivir y seguir adelante, librando fácilmente los embates en el ámbito del disco.

“Soy uno de los sobrevivientes de la música, porque he visto mucha gente que ha desaparecido, gente grande que ya no está; me considero afortunado de seguir viviendo de eso que me gusta, salen fenómenos y desaparecen de la nada”, comentó.

El venezolano aseguró que con el mercado que ha cautivado le es suficiente y no está dentro de sus planes ingresar a la música anglo.

“Yo tengo ya 23 países y estoy conforme, es mucho, pues paso entre seis y ocho meses al mes fuera de mi casa, entonces me siento satisfecho con esto. Yo quiero trabajar y vivir, las dos cosas, y hay que dedicarle mucho cariño a estos países”.