• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El descontrolado deseo de poder enferma a una sociedad

La obra cuenta con las actuaciones de Gabriel Agüero, Ángel Pájaro, Theylor Plaza, Abel García y Rafael Carrillo, entre otros | WILLIAM DUMONT

La obra cuenta con las actuaciones de Gabriel Agüero, Ángel Pájaro, Theylor Plaza, Abel García y Rafael Carrillo, entre otros | WILLIAM DUMONT

El montaje, producido por Deus Ex Machina, refleja en clave de humor la tragedia que vive el país y la pérdida de valores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como si una lupa hubiera caído sobre estos personajes, aparecen deformes, hiperbólicos, como sacados de otro mundo. Pero, a pesar de la comedia que los envuelve, sus diálogos y acciones revelan una perturbadora realidad: la de la violencia.

Ellos habitan una cárcel cualquiera. Se matan por el poder –que los enferma, literalmente–, se traicionan y, en el fondo, se desprecian. Han aprendido a vivir sin valores y es esa su manera de reaccionar ante todo. Pero en clave de sátira, lo que no le resta dolor a la llaga en la que se ha convertido la sociedad.

Así se desarrolla la trama de La crema y nata, la segunda pieza que escribe Elvis Chaveinte luego de Trece rosas y la cuarta que dirige. El montaje se estrena mañana en la Sala Rajatabla, producido por la agrupación Deus Ex Machina (Saverio el cruel, La cocinera).

 “La idea surgió de todo lo que he vivido en cuanto a política se refiere en estos años. Quizás ahorita, con la madurez que uno tiene, ve hacia el pasado y dice que todo está mal. El país está enfermo. La obra nació en un taller que realicé con Orlando Arocha, en el cual él hizo un inciso para hacer del director un escritor. Y me fui por la idea del abuso de poder y todo lo terrible que lo circunda”, expresa Chaveinte. Porque escribir es una inquietud que siempre ha tenido y no le teme a la posibilidad de equivocarse.

La crema y nata se desarrolla en un espacio de pocos elementos, mucho movimiento coreografiado y cambios de iluminación. Al fondo de la escena descansan un escritorio y una silla presidenciales, a los lados dos maniquíes de medio cuerpo –uno amordazado y otro con los ojos vendados– y hacia el techo una lámpara construida con botellas de cerveza y de ron. “Aquí hay una guerra peor que la de afuera”, dice uno de los presos. Pero luego agrega que es precisamente afuera donde hay más inseguridad. Hablando casi en verso, como con lírica antigua, comienzan a aparecer los peculiares malandros.

Papá Pitufo es el pran de esta historia. Pero no se conforma con controlar un centro penitenciario, ni siquiera el país. No. Él quiere más poder. “Yo” es su palabra favorita y es justamente la que lo lleva a la ruina. Sus luceros y el resto de los presos, que en un principio firmarían un acuerdo de paz, sacarán todas las balas de sus armas para alcanzar el mayor rango.

“La sátira es un lugar donde creo que pasan la crítica y la autocrítica. Hay que hablar de lo que nos consume a los venezolanos, que nos hemos individualizado; ya no nos importa el resto”, indica el director sobre la pieza.

La crema y nata es protagonizada por Gabriel Agüero, Ángel Pájaro, Theylor Plaza, Abel García, Rafael Carrillo, Homero Chávez, Julio César Marcano, Anthony Castillo, Rossana Hernández y Lismar Ramírez.

La crema y nata

Sala Rajatabla, Bellas Artes

Estreno: mañana

Funciones: viernes, 7:00 pm; sábado y domingo, 6:00 pm

Entrada: 300 bolívares