• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Nelson Bustamante: “Los derechos humanos están por encima de todo”

Nelson Bustamante conduce Un minuto para ganar en Televen | Williams Marrero/El Nacional

Nelson Bustamante conduce Un minuto para ganar en Televen | Williams Marrero/El Nacional

Junto con otros artistas, participa en concentraciones en Miami para pedir por la paz del país. Afirma que está dispuesto a hacer lo necesario para ayudar a los venezolanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando atiende la llamada en Miami, Nelson Bustamante invita a hacer catarsis. Dice que no puede creer lo que sucede en Venezuela y afirma que es un hecho inédito: “Se está rompiendo algo que no se había roto. Se llegó al límite. Habían hecho cosas muy feas, pero de ahí a lo que hacen ahora, de matar a la gente con tiros en la cabeza, hay un salto”.

Junto con muchos otros artistas exiliados, Bustamante participa en concentraciones en apoyo a las protestas que tienen lugar en el país y pide la reconciliación entre los venezolanos. Con la voz entrecortada, describe el ambiente de las manifestaciones como una mezcla extraña de sentimientos.

—¿Cómo se ve desde allá lo que pasa en Venezuela?

—En 2010 hice un documental que se llamó Sueños de libertad, para mostrar lo que pasan quienes, después de 53 años de dictadura, huyen de Cuba en una balsa. Entrevisté a un balsero que me dijo que los cubanos son seres muy extraños porque tienen dos corazones: uno que les late en el pecho y el otro que dejaron en su tierra. Y esa es la frase que describe lo que sentimos los venezolanos, estemos donde estemos. Tengo un corazón en Venezuela, con los estudiantes, con Leopoldo López, con las marchas, en Táchira, en Cagua.

—¿Cómo es el clima de esas concentraciones?

—Es una mezcla rara, entre el apoyo, el optimismo y la esperanza con un sentimiento como de funeral. Sabemos que algo muy grave pasa y no podemos hacer nada porque estamos lejos. La frase 'me encantaría estar en estos momentos en Venezuela' es un lugar común entre nosotros.

—¿Los medios estadounidenses informan sobre lo que pasa en el país?

—Cada vez más. Con el blackout informativo y lo que se ve en las redes sociales se ha logrado que varias personalidades volteen hacia Venezuela. Ahora se puede ver en CNN o en canales como FOX que ha aumentado la cantidad de minutos diarios dedicados a la realidad venezolana. El senador Marcos Rubio ofreció una ponencia en la que decía que había que hablar del país y mostró casos de violaciones de los derechos humanos. Los derechos humanos están por encima de todo. Los medios internacionales hablan de Venezuela porque la gente lo hace.

—Como hombre de medios, ¿cuál es su opinión del blackout informativo de la televisión venezolana?

—Existe un gran temor en los medios venezolanos, pero no deja de ser un error. Los medios de comunicación no pueden hablar bajo la presión que les impone el gobierno: si hablas te cierro o te obligo a que vendas.

—Las redes sociales sustituyeron a la televisión…

—En el momento en que los medios hicieron el blackout la gente se volcó a las redes sociales y así se multiplicó el mensaje por millones de veces. Es una ola que nadie puede parar. La terrible foto del guardia que maltrató a la muchacha le dio la vuelta al mundo en segundos. Esa herramienta permite además darse cuenta de que el gobierno quiere manipular las imágenes, como la de las armas que este señor (Diosdado Cabello) intentó mostrar como si fueran del general Vivas. Quedó en ridículo. La única herramienta que tenemos los venezolanos para defender la libertad de nuestro país son las redes sociales.