• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los decesos forzados en la ficción

Antes de Cory Monteith, la estrella de Glee, el caso más reciente fue el de Andy Withfield, de Spartacus: sangre y arena / Archivo

Antes de Cory Monteith, la estrella de Glee, el caso más reciente fue el de Andy Withfield, de Spartacus: sangre y arena / Archivo

Cuando un actor fallece, se puede tomar la decisión de sacar al personaje y continuar la serie, pero esto no ha sido lo más común

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un artista muere y no sólo sufre su familia. También lamentan su pérdida los fanáticos, compañeros de trabajo y allegados. Y si es la estrella de una de las series más vistas y premiadas del momento, el equipo de producción debe sobreponerse con rapidez al dolor para tomar varias decisiones.

La muerte de un protagonista obliga a los guionistas a reescribir los capítulos en los que aparecía, a buscarle una salida apropiada al personaje, a planificar otra vez las grabaciones y resolver un sinfín de detalles. Antes de Cory Monteith, la estrella de Glee, el caso más reciente fue el de Andy Withfield, de Spartacus: sangre y arena. El australiano falleció en 2010, a los 39 años de edad, luego de haber rodado la primera parte de la antología.

Otra muerte que conmocionó a Hollywood fue la de John Ritter, quien protagonizaba 8 Simple Rules for Dating my Teenage Daughter. Durante la segunda temporada, en 2003, el actor murió de una disección en la arteria aorta. Su personaje en la comedia también falleció y fue reemplazado con otro interpretado por David Spade.

John Spencer murió en 2005 a causa de un infarto y la desaparición de su personaje Leo McGarry en el drama The West Wing fue escrita de la misma manera, durante una elección presidencial. 

En la continuación de Dallas, transmitida el año pasado, el actor Larry Hagman perdió la batalla contra el cáncer luego de haber grabado sólo seis episodios. Sin embargo, la tecnología permitió que apareciera unos capítulos más.