• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Se cumplieron 10 años sin Katharine Hepburn

Katharine Hepburn | REUTERS

Katharine Hepburn | REUTERS

De acuerdo con el American Film Institute, es considerada la estrella femenina más importante de los primeros 100 años del cine

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El sábado se conmemoró el décimo aniversario del fallecimiento de Katharine Hepburn,  una gran dama del cine y una mujer indepeIndiente como pocas.

Es considerada la estrella femenina más importante de los primeros 100 años del cine estadounidense, de acuerdo con el American Film Institute. Se le recuerda por comedias como Bringing Up The Baby y The Philadelphia Story. Interpretó a María Estuardo y a Leonor de Aquitania. Recibió cuatro Oscar –la única en conseguirlos– de 12 nominaciones, todos ellos como protagonista; dos Bafta del cine británico, premios de interpretación en Cannes y Venecia, y muchos otros reconocimientos.

De una familia de clase alta de Connecticut, Katharine Houghton Hepburn (1907-2003) se crió en un ambiente mucho más libre de lo habitual en el Estados Unidos de las primeras décadas del siglo XX, con una madre muy activa en política que le ayudó a valorar su independencia y a expresar sus opiniones.

Aunque su infancia fue feliz, también estuvo marcada por la tragedia, debido al suicidio de su hermano Tom. Esto también marcó su personalidad, tanto que la tachaban de arrogante y de altiva, algo que a la actriz no parecía importarle lo más mínimo. De su estilo al vestir también se dijo mucho. Se le veía siempre en pantalones, pero ella emanaba feminidad. En una entrevista con Bárbara Walters, la periodista le preguntó si tenía alguna falda. Hepburn le respondió sin pestañear: “Tengo una señora Walters. La llevaré en su funeral”.

Nadie dudaba de su inteligencia, pero muchos le temían a su afilada lengua. Divorciada, mantuvo varias relaciones con hombres tan conocidos como John Ford y Howard Hughes antes de protagonizar uno de los escándalos más sonados de la época al unirse a Spencer Tracy, casado y firmemente católico. Pasarían juntos 25 años, hasta la muerte del actor. En ningún momento él se divorció ni ella se lo pidió. Esta relación no le impidió desarrollar una de las carreras más brillantes de la historia del cine.