• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La cultura le da la mano a Capriles

Artistas con Capriles | Leonardo Noguera

Artistas con Capriles | Leonardo Noguera

El candidato a la Presidencia recibió el apoyo de actores, cineastas, escritores, poetas, músicos e historiadores, en un acto celebrado en el Teatro de Chacao

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Teatro de Chacao se quedó pequeño, como un vagón de Metro durante las horas pico, ante la asistencia del público que acudió ayer en la mañana al lugar para apoyar la candidatura presidencial de Henrique Capriles Radonski. Más de un centenar de trabajadores de la cultura y el espectáculo nacional respondió al llamado de hacer público su espaldarazo al político.

Alfonso Medina, Gustavo Rodríguez, María Alejandra Martín, Rómulo Peña, Mirla Castellanos, Mariaca Semprún, Amanda Gutiérrez, Vasco Szinetar, Perán Erminy, Gledys Ibarra, Javier Vidal y Carlota Sosa fueron algunos de los artistas que llegaron temprano y esperaron pacientemente el inicio del encuentro con el líder de la oposición, que empezó al mediodía.

Mientras llegaba el resto de los invitados al teatro, Mariángel Ruiz – encargada de la convocatoria– corría de un lado a otro y conversaba con Héctor Palma, que dirigió la transmisión en vivo. Después de que repartieron carteles y marcadores para que los asistentes expresaran allí sus deseos, el humorista Claudio Nazoa escribió: “Con Capriles no hay más ley seca”.

A la hora prevista y después de que Kiara, Daniel Somaroó, María Teresa Chacín, Soledad Bravo, Mirla Castellanos, Delia, Violeta Alemán y Keyén entonaron el Himno Nacional, César Miguel Rondón tomó el micrófono: “Quienes estamos aquí queremos contribuir de una manera muy firme en lograr el triunfo de Henrique Capriles en las elecciones del 14-A. Todos están por su propia voluntad. Respetamos las diferencias de criterios, independientemente de si cambiaron de parecer ayer”.

Gledys Ibarra, actriz residenciada en el extranjero que tenía tres años y medio sin aparecer en la pantalla nacional, también habló: “Hay personas que piensan que los artistas no deben tener posición política, es cierto, yo trabajo para todos, pero cuando voy al mercado y no consigo un producto o cuando voy a la farmacia y no está el remedio que necesito, entonces dejo de ser actriz y me convierto en una venezolana más. Yo no estoy aquí fanática, cegada, estoy aquí con los ojos bien pelados, porque veo a un hombre que se está enfrentando con un monstruo de mil cabezas y que me ofrece una Venezuela que yo quiero (…) Así como Nicolás no es Chávez, les digo: Capriles no es Carlos Andrés Pérez ni Caldera”.

El historiador Elías Pino Iturrieta leyó un discurso en el que indicó que se sentía orgulloso de respaldar públicamente a un hombre comprometido con la causa de la libertad, como –aseguró– lo es Capriles Radonski. “No nos hemos congregado para la apología de un hombre poderoso, ni para aclamar por los fueros de un grupo determinado de la colectividad, ni para presentarnos como un conjunto de seres excepcionales que se asocian a la lumbre de un líder portentoso para iluminar al resto de la sociedad, ni para repetir tampoco consignas de ocasión, sino o sólo para reconocernos en las luchas de los antecesores artífices de cultura desde los inicios de la República”.

Laureano Márquez, como Francisco de Miranda, y Emilio Lovera, disfrazado de bachiller, interpretaron una pieza teatral en la que hablaron de las sociedades clasistas de la Colonia y los sistemas de gobierno. Concluyeron con una frase que arrancó aplausos: “Los humoristas siempre adversan los gobiernos, por eso desde el 14 de abril tendremos que adversar a Henrique Capriles”.

Rummy Olivo y Teo Galíndez interpretaron coplas antes de que Leonardo Padrón leyera una crónica (que se publicará el domingo en el suplemento Siete Días de El Nacional): “Se busca un país. Múltiple y unido. Un caleidoscopio de un solo nombre. El detalle es que sólo entre todos podemos conseguirlo. La indolencia, señores, ha llegado a su fecha de vencimiento”.

Se invitó a participar en Twitter con el hashtag #yosoyvenezolano. Yordano interpretó el éxito “Por estas calles” y dijo: “Espero que en los próximos 20 años no me digan que esta canción está vigente”.

Cuando terminó, Capriles, escoltado por Héctor Manrique, entró al auditorio. Ante los gritos de “¡Sí se puede!” subió al estrado y saludó. Presentadoras como Daniela Kosán aprovecharon para tomarse una foto con él.

El candidato recurrió a las anécdotas y el buen humor. Dijo que quería los autógrafos de los presentes, les pidió el secreto de la eterna juventud a Jean Carlo Simancas y Eduardo Serrano y recordó que cuando estuvo preso una de sus alegrías era sintonizar la novela Cosita rica. “Quiero decirles a los artistas que en la Venezuela que viene cada quien podrá expresarse donde quiera. Les pido que esto no se quede como un encuentro, que todos los que están aquí me ayuden a construir el país (…) Nunca voy a criticar a un artista por su forma de pensar, lo que les pido es coherencia. Si usted dice que es revolucionario, cante, pero no cobre por eso”.

Afuera, la multitud esperó la salida de los artistas y del candidato. Capriles fue de los últimos en irse. Mientras se subía al carro, se escuchaba un coro de vítores: “¡Se ve! ¡Se siente! ¡Capriles presidente!”.