• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Cinco cuerpos dan forma al Calendario Polar 2016

El calendario representa las siete décadas de la cerveza Pilsen | WILLIAM DUMONT

El calendario representa las siete décadas de la cerveza Pilsen | WILLIAM DUMONT

Este año aparecen Karen Soto, Georgina Mazzeo, Anmarie Camacho, además de Grabiela Concepción y Gabriella Ferrari

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el hotel Tamanaco los invitados a la presentación del Calendario Chicas Polar Pilsen 2016 repasan los nombres de las modelos que este año dan rostro y cuerpo a cada mes. Algunos se confunden y pronuncian mal el de una de ellas.

Son pocas las mujeres. La mayoría de los medios envió hombres al salón Naiguatá, donde una pasarela y una gran botella de “la negra” advierte cómo será el espectáculo. Todos se acomodan alrededor. Ahí se confronta lo real con lo imaginario.

La primera en desfilar es Gabriella Ferrari con un traje de baño rosado de una pieza que recuerda los años cincuenta. Baila, sonríe, hace alarde de sus piernas. Poco tiempo después, en la entrevista que conceden a los medios, asegura que sí, que se siente orgullosa de su par de extremidades bronceadas y escarchadas que revelan esmero. Por segunda vez la rubia estará en las páginas del almanaque. En eso no hay mucha disonancia entre ellas.

Le sigue Karen Soto, más flaca pero con unas nalgas que atraen cualquier vista. Los ojos también destacan. “Me dicen eso, que mis ojos son bonitos, pero mi mamá afirma que el lunar es mi gancho”, dice sobre el pequeño punto negro que tiene en el pómulo izquierdo. Muestra más piel. Su traje de baño es de dos piezas, aunque la parte de abajo no solo es multicolor, sino con tela en exceso, especialmente por delante.

Anmarie Camacho representa los ochenta. Para variar la indumentaria, se coloca un pañuelo anaranjado en la cabeza. Su cara es más popular, es una de las figuras del noticiero de Televen; también es la más pequeña del grupo. Su sonrisa se acentúa con unos labios bastante carnosos. Cuando ríe se le forman unos hoyuelos en la mejilla y a ella le gusta eso, es un atributo al que le saca provecho ante la cámara.

Si de ojos se trata, el premio se lo lleva Georgina Mazzeo. No tiene competencia. Son de un verde que atenta contra la fluidez de una conversación. Fácil perderse. En la pasarela simula ser de los noventa, con imágenes de fondo que recuerdan la serie Baywatch. Es de las más delgadas, lo que no afecta sus piernas, pero sí sus caderas.

Andrea Matthies, quien fue imagen del calendario, anima el show junto con Guillermo Canache. Es ella quien anuncia el “broche de oro”, como llama a Grabiela Concepción, quien durante cuatro años ha sido Chica Polar. Hay razones para que su presencia sea constante.

Es ella quien engrana todos los atributos de sus cuatro predecesoras: simétrica, simpática y voluptuosa sin exageraciones. Es de esas que te da una empujadita en el hombro si bromea y busca complicidad. Su rostro, especialmente su mirada, recuerda a Dayana Mendoza. “Tremenda morena”, dice uno de los presentes.

Es que no importan sus imperfecciones, es humana y tiene todas esas irregularidades satanizadas de la piel, pero tan naturales como lagañas en la mañana. “Las morenas somos muy voluptuosas, pero también soy humanitaria y querida. Esto es más que salir en una valla. Se trata también del contacto humano”, dice sobre el calendario, que este año también trae una aplicación para teléfonos que cuenta con un despertador con grabaciones hechas por las modelos. “Psst psst, despiértate’, es lo que digo yo, pero no sé quién se despierta con eso. Da más sueño”, asegura Concepción entre carcajadas.