• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El crecimiento silente del hip hop venezolano

Canserbero y Apache

Canserbero y Apache

Exponentes del género aseguran que debido a la poca difusión a través de medios masivos han aprovechado las redes sociales para que su obra llegue al mayor público posible, incluso en otras naciones, donde tienen muchos seguidores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Muchos exponentes del hip hop coinciden en que la primera canción del género que se grabó en el país fue “La cotorra criolla” de Perucho Conde. 

La pieza de 1980 es satírica con la situación económica y social de entonces. Se refiere al mermado sueldo de los venezolanos y las precarias condiciones de muchos habitantes de la ciudad.

Ese espíritu crítico se ha mantenido en el género durante años, con letras apegadas al contexto de los compositores que terminan siendo fácil de comparar con la realidad de buena parte del público nacional. 

Sin embargo, aun es un movimiento silente para la mayoría de las personas. Muchos saben que existe, pero desconocen la repercusión de sus artistas. 

En Youtube está el registro de la llegada de Canserbero, como era conocido Tyrone José González, al aeropuerto de Lima en 2013. No era un visitante cualquiera. Cientos de personas lo recibieron entonando: “Que quieren dinero/ no protegen al gueto/ son el hampa en uniform”, frase de la canción “Stop”, del disco Apa y Can.

La muerte del músico fue una de las noticias más comentadas hace dos semanas por las circunstancias del suceso, en el que también murió el bajista Carlos Molnar apuñalado por Canserbero. 

Su trayectoria, como la de muchos otros, pasó inadvertida por el público en general, aun cuando a través de portales como Youtube los videos han sido vistos por millones de personas de varios países. El audiovisual realizado para “Pensando en ti”, por ejemplo, tiene 12,1 millones de vistas desde diciembre de 2011. El de “Jeremías 17:5” suma 11,3 millones desde marzo de 2012. 

NK Profeta, como se conoce a Luis Viloria, es el responsable de El documental hip hop de Venezuela, que registró hasta el año 2008 el auge de diversas agrupaciones locales del género. Destaca un momento clave: la publicación en 1998 de Código demente de La Corte, el primer álbum del género en el país. 

“No fue la puerta, pero sí fue la llave”, afirma en referencia a cómo empezaron a transmitirse por radio varias canciones de esa producción y su sucesora, titulada Imperia

Desde entonces empezó a hacerse más visible una expresión artística que incluyó a agrupaciones como Vagos y Maleantes, Guerrilla Seca, 3 Dueños y Cuarto Poder, de las que han derivado las carreras en solitario de figuras como Apache, Reke, El Prieto, Nigga Sibilino y Budú.

En los años recientes también destacan nombres como los de Akapellah, Lil Supa, Gabylonia, Soires Naes, Nasty Killah, Pan de Sousa, Truko y Flysinatra.
“Las redes sociales han sido el factor más importante para lograr la expansión, pues no tenemos espacios importantes en radio, televisión y otros medios”, afirma Luis Chirinos, mejor conocido como Rojo de Cuarto Poder. 

Ramsés Meneses, de Mcklopedia, considera que la movida hip hop en Venezuela es una de las más importantes de América Latina y el Caribe. “Desde la época de La Corte atraviesa su mejor momento por su métrica, lírica, contenido verbal y filosófico. Mientras sea un movimiento segregado tendrá mayor repercusión en el extranjero. La mayoría buscará plataformas internacionales”, dice el compositor que desde hace tres meses está residenciado en México. 

NK Profeta reconoce que aún hay ciertos prejuicios, pero no como antes. “No se puede generalizar. El ejemplo es la política, no pueden pagar justos por pecadores. Si hablamos de drogas y alcohol, hay que recordar a los mejores artistas de la salsa. Pasa también con los empresarios. La maldad está en todos lados”, acota el también MC que tiene seguidores en países como Panamá y España. 

Menciona también otras plazas que se han abierto, como el Rap Latino Fest y la aparición de programas de radio como Rap Latino La Conexión y Mega Flow. Además, reconoce que se han superado predisposiciones entre géneros, como ocurrió cuando Soires Naes participó en el Festival Nuevas Bandas.