• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

"No crecí escuchando cuentos de hadas"

Charlize Theron fue la Reina en la película Snow White and the Huntsman | EFE/Alex Bailey/Universal

Charlize Theron fue la Reina en la película Snow White and the Huntsman | EFE/Alex Bailey/Universal

La actriz surafricana, Charlize Theron, ha sorprendido con su interpretación de la reina Ravenna en Blancanieves y el cazador

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Charlize Theron deslumbra con su belleza en Blancanieves y el cazador. Cuesta creer que es la misma intérprete que en 2004 ganó el Oscar como Mejor Actriz por encarnar a Aileen Wuornos en Monster. Aquella transformación fue asombrosa: necesitó lentes de contacto oscuros, dientes falsos y 15 kilos más de peso para esconder semejante hermosura detrás del personaje de una prostituta condenada a muerte. Pero con la nueva versión de Blancanieves, Theron bien podría ganar otro Oscar si existiera la categoría de Actriz Más Hermosa de Hollywood.


¿Se sintió menos hermosa por ganar el Oscar con un personaje como el de Aileen Wuornos?


—No, lo importante fue el proceso de conseguir la imagen diferente. Pasé por muchas pruebas, pero valió la pena.

Chris Hemsworth, su compañero en Blanca- nieves y el cazador, dice que está completamente seducido por su belleza.


—¿Chris dijo algo así? ¡Qué divino! Suena bien, pero pienso que estamos atrapados en una cultura en la que la gente cree que los actores se ven como en las portadas de revistas. Y es una completa mentira: son cinco horas de maquillaje y arreglos.

Hollywood, supongo, le remarca todo el tiempo lo hermosa que es ¿En qué medida le afecta eso para mantener la atención en la actuación?

—Cuando alguien me elogia, lo agradezco. Pero la vida sigue. Yo no crecí en un mundo en el que los valores se consgen d truyen sobre el factor belleza. Soy como cualquier mujer: si me pongo un buen vestido y alguien dice que estoy hermosa, me gusta, pero no me valoro por eso.

¿Creció viendo o escuchando cuentos de hadas?

—No crecí escuchando cuentos de hadas. A los africanos nos gusta nuestro folklore y crecí con esa cultura.

¿Y qué opina del mensaje de los cuentos de hadas sobre el príncipe azul? ¿No genera falsas expectativas? 

—(Risas) No podemos ser políticamente correctos todo el tiempo. La vida sería muy aburrida. Hay algo genial detrás de la imaginación infantil. Si los niños tienen una buena base no podrán decir que una historia de este tipo arruinó sus primeros años. Recuerdo cuando soñaba con ser sirena porque había visto a Daryl Hanna en Splash. Cuando las mujeres nos vestimos bien, nos sentimos un poco princesas y no hay nada malo en eso. No significa que no somos inteligentes.

¿Qué es lo que más le gusta de su personaje? 

—El origen de la historia, que ella se mantiene joven para siempre. En cierta forma existe para ser hermosa. En gran parte de la película tengo 400 años y ese es un look bastante atractivo.

¿Es más divertido hacer de villana? 

—Me encantó interpretarla. Jamás le gritaría a la gente como lo hago en esta película. En un momento estaba haciendo una escena con Chris y empecé a gritar sin que estuviera en el guión. Él no entendía. Lo asusté. Y me di cuenta del efecto que se logra con una actitud así.

En un principio, Angelina Jolie y Winona Ryder habían sido consideradas para el papel de la diabólica reina. Pero Charlize Theron fue lo suficientemente inteligente como para aceptar y dejar de lado la superproducción J. Edgar de Leonardo DiCaprio. En el personaje del príncipe, Johnny Depp y Viggo Mortensen también habían sido los primeros en la lista. Incluso, antes de Kristen Stewart, los productores pensaron en Dakota Fanning y Selena Gomez.

¿Llegó a hablar con Julia Roberts sobre la otra versión de la reina de Blancanieves? 

—No conozco a Julia. Cuando ves la publicidad de las dos películas te das cuenta de que son muy diferentes. Todos trataron de crear una guerra entre nosotras, pero nunca nos importó.

¿Al menos está de acuerdo con que las dos historias tienen un punto en común: la mujer quiere mantenerse joven y bella para siempre?

—La reina Ravenna se crío con esta idea de ser hermosa y joven como la única forma de ser mejor que otros, así como también piensa que los hombres la van a usar siempre. ¿Y cómo no lo va a creer si a los 8 años de edad la entregaron a un rey y a los 11 años la reemplazaron por alguien más joven? Es un mundo brutal.

¿En cierta forma refleja el mundo en que vivimos?

—Sí. Los hombres envejecen como los buenos vinos, mejoran con los años. Y las mujeres son como las flores, se marchitan.

¿Se identifica en algo con la reina de Blancanieves? 

—No puedo juzgarla. Si hubiera pasado por lo mismo a lo mejor me comportaría igual. Pero lo que hace es brutal, tampoco se le puede perdonar. Yo no quiero interpretar más personajes blanco y negros, sería imposible, porque no creo que tengamos sólo dos dimensiones.

¿Cómo se lleva con la violencia? 

—No soy una persona violenta, pero me intriga la gente que vive en un mundo con violencia. Tenemos que enfrentarlo para entender cómo no tenemos que vivir. La idea de la película es que una mujer quiere robarle el corazón a otra, un corazón puro. Y eso es mucho más poderoso que la belleza.