• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

4 x 4to: las nuevas formas del full criollo rap

Cuarto Poder | Ernesto Morgado

Cuarto Poder | Ernesto Morgado

La agrupación de Cotur, Psycho, Apache y Rojo participará en mayo en el Festival Reverberancia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es difícil conseguir una banda de hip hop más cohesionada que Cuarto Poder. El nexo entre los integrantes es la clave de un proyecto que llevan 14 años moldeando, como un escultor que trabaja con arcilla, para lograr un concepto cambiante que ellos llaman full criollo rap: un hip hop adaptado al Caribe y la urbe latinoamericana.

Las elecciones presidenciales y los recientes acontecimientos políticos han empañado la llegada de su nuevo disco. La obra de Carlos “Psycho” Carrillo, Larry “Apache” Rada, Luis “Rojo” Chirinos y César “Cotur” Velásquez, quienes tienen tatuado en el cuerpo el nombre de la agrupación como una suerte de logia de perpetuo compromiso, puso su primer pie en el mercado a bordo de una botella de gaseosa.

4 x 4to es uno de los 11 álbumes que fueron lanzados, sin distinciones conceptuales, por Pepsi. Cuarto Poder llevó la bandera del hip hip entre Guaco, Famasloop, Sanluis, Malanga, Los Mesoneros, La Vida Bohème, Rawayana, los hermanos Primera, Victor Drija y Rafael “Pollo” Brito. Pero el disco estará disponible en discotiendas en mayo.

Cuando grabaron Aquí no se está jugando, los artistas alquilaron uno de los Ranchos de Chana en Margarita para que el disco naciera impregnado de relax y aire marino. Esta vez la estrategia cambió: “Nos quedamos en la ciudad –dice Psycho– porque lo necesitábamos. Nos instalamos en Bello Monte y nos juntábamos en el estudio para que todo fluyera”.

Fluir es el verbo favorito de Cuarto Poder, una agrupación que pertenece al sello estadounidense Nacional Records, que también apoya a bandas como Aterciopelados, Jarabe de Palo y, de Venezuela, La Vida Bohème y Los Amigos Invisibles. En las canciones no se perciben ataduras ni sentimientos reprimidos. A fin de cuentas, el hip hop es un medio de desahogo. El tema promocional, titulado “Buen día”, es una inyección de energía positiva para quien debe abandonar la cama y enfrentarse a la ciudad. “Debemos recuperar muchas buenas costumbres –reflexiona Psycho– como comenzar el día con buen ánimo”.

Cada miembro tiene en marcha un proyecto paralelo y, entre ellos mismos, suelen apoyarse para sacarlo adelante. Esta vez decidieron depositar en el disco abrebocas de esas aventuras en solitario. De Psycho suena “Quiero ser un niño”, un grito desesperado por preservar los sueños que suelen evaporarse cuando llega la adultez. Rojo aportó “Retomando la libreta” y Apache, recordado por aquel dueto que hizo con el argentino Gustavo Cerati, cantó “Relación”, una suerte de terapia prematrimonial con metáforas modernas esquivas ante la cursilería. El tema más osado, que amplía al máximo los límites conceptuales, es de Cotur y se llama “Súper descarado”.

“¡Es una autobiografía de él aunque no lo quiera aceptar”, dice Psycho entre carcajadas. El tema fue grabado en directo con la Rimatemático Band, que formó a su imagen y semajanza. Es rap sobre una base de ska, rock, funk y reggae. Sorprende, cuando han transcurrido dos años y medio de la canción, un solo del jazzista Gerry Weil, quien a partir de un primer vistazo a la partitura, regaló un solo de piano –y corazón– que quedó registrado en el disco.  

Psycho, en representación de la banda que en julio volverá a la Latin American Music Conference, en Nueva York, cuenta el secreto de una unión inquebrantable: “Es como un matrimonio, en el que respetamos nuestros espacios. Cuarto Poder es la familia que escogimos. Un proyecto con constancia, tolerancia y respeto”.