• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Cuatro coreógrafos quieren una nueva época dorada

Luis Armando “Yayo” Castillo, Julie Barnsley, Luz Urdaneta e Inés Rojas se inspiraron en autores latinoamericanos | CORTESÍA CENTRO CULTURAL CHACAO

Luis Armando “Yayo” Castillo, Julie Barnsley, Luz Urdaneta e Inés Rojas se inspiraron en autores latinoamericanos | CORTESÍA CENTRO CULTURAL CHACAO

Exponentes del género presentarán durante dos fines de semana sus propuestas. La falta de espacios y recursos ha limitado la búsqueda de su lenguaje

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“En Venezuela y Brasil la gente nace bailando”. La coreógrafa británica Julie Barnsley hace esta afirmación basada en el trabajo que ha desarrollado en Latinoamérica a lo largo de 30 años. En la región se ha topado con exponentes del género como Luis Armando “Yayo” Castillo, Inés Rojas y Luz Urdaneta. Los cuatro compartirán el escenario con un mismo propósito: recuperar los espacios que la danza tuvo en su época dorada.

Danza entre manos es el nombre del espectáculo que rinde homenaje a la promotora cultural Belén Lobo y que el Centro Cultural Chacao aspira a que se consolide como una temporada anual en la que los coreógrafos muestren sus propuestas. “Pretendemos dedicarle un mes a cada una de las ramas del arte. Octubre es para la ópera y marzo para la poesía, abril será para la danza. Queremos rescatar lo que fue el movimiento dancístico en Venezuela, que llegó a ser referencia mundial”, cuenta Claudia Urdaneta, presidente de la institución.

Luz Urdaneta, quien participa y dirige esta iniciativa, considera que la diversidad de propuestas es uno de los aspectos que la hace interesante. “Cada uno eligió un autor latinoamericano para hacer una nueva creación”, señala.

La coreógrafa, por ejemplo, escogió un texto de Juan Rulfo: “Nos han dado la tierra” de la obra El Llano en llamas. Trabaja en conjunto con René Guerra, quien indica que conservaron el esqueleto de la historia y la esencia de sus personajes para plasmar su visión personal del cuento.

Julie Barnsley, acompañada de Gabriel Torres, nutrió su propuesta con ideas del filósofo José Manuel Briceño Guerrero para centrar su obra en la psique masculina latinoamericana. “Trabajo con cinco bailarines en este montaje. Al principio estaba aterrada porque tengo más experiencia en el estudio del mundo femenino. El ejercicio ha sido muy interesante”.

El festival comienza el viernes e incluye seis presentaciones. Los boletos cuestan 250 bolívares. “Lo que vamos a recibir por concepto de entradas no va a cubrir la inversión que se hizo. Pero nuestra responsabilidad es abrir plataformas. La danza requiere un espacio acondicionado para que los bailarines descubran un lenguaje. Es necesario que quienes se dedican a esta disciplina puedan vivir de ella y no tengan que buscar otras alternativas de ingresos”, dice Claudia Urdaneta.

Luz Urdaneta considera que ha habido tiempos mejores en las más de tres décadas que ha dedicado al oficio. “Nos expresamos en el presente, nunca se ha parado de hacer, sea en espacio chico o grande”.

Julie Barnsley cree que el apoyo a las compañías independientes es fundamental. “Antes existían 7 u 8 laboratorios de danza de diferentes tendencias, hoy no. La compañía Nacional de Danza y Unearte acaparan la mayor cantidad de recursos”.

Danza entre manos
Lugar: Centro Cultural Chacao, El Rosal
Funciones: 24, 25 y 26 de abril; 1°, 2 y 3 de mayo
Horario: viernes y sábado, 7:00 pm; domingo, 5:00 pm
Entrada: 250 bolívares (general) y 100 bolívares (estudiantes y tercera edad)