• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Las confesiones del ex guardaespaldas de Jolie y Pitt que se convirtió en "padre no oficial" de sus hijos

Angelina y Brad con cinco de sus hijos | Foto: El Mercurio

Angelina y Brad con cinco de sus hijos | Foto: El Mercurio

Mark Billingham, quien fue el jefe de seguridad de la pareja, contó detalles de la vida familiar de los actores que están en proceso de divorcio. Trabajó con ellos durante 18 meses, período en que prácticamente "crió" a los seis hijos de los intérpretes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mark Billingham es un guardespaldas que ha cuidado de celebridades como Russell Crowe, Sean Penn, Tom Cruise y Kate Moss. Pero según contó en una entrevista con "The Sun", no es eso lo que lo calificó para ser un buen agente de seguridad para Angelina Jolie y Brad Pitt, y los seis hijos de la pareja que hoy está en pleno proceso de divorcio.

Según Billingham, su real fortaleza para este rol fue el hecho de que el británico fue parte del Ejército durante 27 años. "Era el jefe de seguridad de Brad y Angelina. El Ejército me preparó perfectamente para lo que hice con ellos", contó.

Pero no sólo dijo eso. El ex soldado aseguró que los 18 meses trabajando para los Jolie-Pitt es la ocupación más compleja que tuvo desde que dejó las fuerzas armadas, una labor que abandonó para retomar su vida familiar.

Billingham cuenta que él era una de las pocas personas de confianza de Jolie y Pitt, algo que lo llevó a ser muy cercano a Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Knox y Vivienne. Algo inusual, porque los actores no permitían que los extraños se les acercaran pues temían que los niños fueran secuestrados.

"Me podía llevar a los niños donde quisiera, nadie más tenía ese permiso", relata sobre el nivel de confianza que tenían en él. Pero esta cercanía, fue extrema: "Básicamente los crié", dijo el ex soldado y agregó que era una figura paterna para ellos, una especie de "padre no oficial". Esto ocurrió porque su labor con los seis niños no se limitaba a temas de seguridad: "Tenía que asegurarme que su imagen estaba protegida, que vestían correctamente y no hacían tonterías que pudieran ser fotografiadas".

Como si fuera poco, el ex guardaespalda asegura que a la pareja tenían poco sentido común y le faltaban habilidades sociales básicas.