• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La confesión de Miss Mundo 1998: "Me violó dos veces y luego intentó asfixiarme"

Miss Mundo 1998 | Foto: El País

Miss Mundo 1998 | Foto: El País

Linor Abargil, representante de Israel fue abusada sexualmente a sus 18 años de edad y en la actualidad se dedica a dar conferencias a las mujeres que han vivido una situación similar 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En 1998 la corona de Miss Mundo fue para Linor Abargil, representante de Israel. En su momento nadie sospechó que detrás de la sonrisa y las lágrimas de la nueva reina se escondía una historia trágica: días antes habia sido violada por su agente de viajes. 

Abargil a sus 36 años reveló cion detalles lo ocurrido. En una entrevista con el diario El País explicó que nunca quiso ser modelo, y tras la insistencia de sus allegados participó en el Miss Israel. Quedó en el segundo lugar y tiempo después fue convocada para representar a su país en el Miss Mundo. Aceptó motivada por el premio: un carro y un viaje a Tailandia. 

"Recuerdo que echaba mucho de menos a mi familia, tenía 18 años y medio y nunca había pasado tanto tiempo fuera de casa. Quise comprar un boleto de avión para Israel, pero mi agente de viajes me engañó diciéndome que no quedaban vuelos. Se ofreció a llevarme en coche y una vez que comenzamos el camino, se desvió de la autopista. Paró en un descampado, me ató las manos y me puso una navaja en el cuello. Me violó dos veces y después intentó asfixiarme. Conseguí convencerlo de que me dejara vivir. Le dije que no contaría nada. Él no hacía más que repetir que lo sentía y yo lo único que quería era salir de allí con vida. Me llevó hasta la estación de trenes de Milán y me dijo que no podía contar nada de lo ocurrido".

Aunque juró no hacerlo, al llegar le contó a su madre y colocaron la denuncia: "Me pidieron que no lo hiciera público, que era la única manera de poder atrapar a mi agresor. Fueron las peores semanas de mi vida. Yo estaba rota por dentro y la vida seguía. Mi madre me convenció para que no abandonara el concurso y así lo hice. En el momento en que me proclamaron Miss Mundo no podía aguantar mis lágrimas, pero no eran lágrimas de alegría".

Afirmó también que el momento más duro fue el juicio. Actualmente se dedica a dar conferencias para las mujeres que han pasado por una situación similar. 

"Creo que esa estúpida corona me sirvió para dar voz y denunciar algo tan atroz como puede ser una violación. Ser Miss Mundo y hacer público lo que me pasó ayudó a poder trasladar a los medios de comunicación y al mundo una situación que viven millones de mujeres. Puede ser tu hermana, tu vecina... puede ser cualquier mujer y yo tengo la oportunidad de ayudarlas. En esta vida tienes dos opciones: o lamentarte y hacer que tu vida sea miserable o levantarte y luchar para que se haga justicia", dijo en la entrevista.