• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Del odio a la conciencia para un vaquero muy macho emboscado por el sida

Con el casi infalible respaldo del gremio de actores, Matthew McConaughey parte como favorito en el renglón de intérprete principal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Matthew McConaughey

(Dallas Buyers Club)


Un mes de vida
Apostador de competencias de rodeo, homófobo, frecuentador de prostitutas y adicto al alcohol y otras sustancias, hay tres rasgos positivos, sin embargo, que Ron Woodroof conserva después de que le informan que está enfermo de sida y tiene los días contados: un enorme apego a la vida, capacidad para aprender y habilidad nata para los negocios. El papel en el pequeño filme independiente Dallas Buyers Club implicó que Matthew McConaughey, más conocido otrora por sus pectorales musculosos (ganó el premio del hombre vivo más sexy de la revista People en 2005) que por su talento, perdiera más de 20 kilos.

La estatuilla dorada adora las transformaciones físicas, pero más allá de eso McConaughey vive el momento más maduro de su carrera, como lo muestra también en El lobo de Wall Street. A los 44 años de edad, compite por primera vez por los Premios de la Academia, y en las casas de apuestas como Oddschecker.com le dan 85,7% de posibilidades de ganar. Su principal aval es el galardón del gremio de actores de Hollywood, que desde 2005 ha coincidido ininterrumpidamente con el Oscar de actor principal.



Chiwetel Ejiofor

(12 años de esclavitud)

El desperdiciado
Solomon Northup podría ser un violinista destacado, un ingeniero o un constructor. Para su desgracia y la de su sociedad, nació en una época en la que todavía se toleraba la esclavitud. Británico de padres nigerianos de 36 años de edad, el exótico nombre de Chiwetel Ejiofor fue el primero que sonó en la carrera por el Oscar con 12 años de esclavitud, aunque perdió gas luego del ascenso de McConaughey y ahora la casa de apuestas Oddschecker.com solo le concede 14,3% de posibilidades de estatuilla. También debuta como postulado.


Leonardo DiCaprio

(El lobo de Wall Street)

El excesivo
Un total de 330 malas palabras e infinidad de pastillas de la droga metacualona salen o entran por su boca como el depredador financiero Jordan Belfort en El lobo de Wall Street: resultados típicos cuando Leonardo DiCaprio se junta con su habitual compinche de excesos cinematográficos, el veterano director Martin Scorsese. Postulado por cuarta vez al Oscar (la primera como el adolescente que deslumbró en ¿Quién ama a Gilbert Grape?, de 1993) y sin premios hasta la fecha, los apostadores colocan a DiCaprio con 9% de probabilidades.



Bruce Dern

(Nebraska)

El senil
Más conocido por las nuevas generaciones como el padre de Laura Dern, aunque ha actuado en más de 80 películas desde 1960, podría ser el ganador con más edad en la historia de la categoría (77 años), aunque los apostadores ven pocas probabilidades de que eso ocurra (1,9%). En Nebraska, metáfora en blanco y negro de la cada vez más despoblada franja central de Estados Unidos, Bruce Dern interpreta a Woody, excamionero senil y bebedor que cree haber ganado un muy dudoso premio de 1 millón de dólares.


Christian Bale

(Escándalo americano)

El encantador
Para el papel del simpático estafador de medio pelo Irving Rosenfeld en Escándalo americano, el protagonista de la más reciente trilogía de Batman aumentó de barriga más o menos el peso que perdió McConaughey (poco más de 20 kilos). El galés Christian Bale, que debutó en el cine como el niño de El imperio del sol (1987), es el único de los postulados que ya ganó el Oscar, aunque por un papel secundario, el de entrenador de boxeo en Nacido para vencer (2010). Los apostadores le dan apenas 0,99% de probabilidades de triunfo.