• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Fue complicado encontrar el balance adecuado”

"Fish Mooney es fuerte, pero también glamorosa y divertida", describe la actriz | Foto: Cortesía Warner Channel

"Fish Mooney es fuerte, pero también glamorosa y divertida", describe la actriz | Foto: Cortesía Warner Channel

La esposa de Will Smith encarna a una villana creada especialmente para la serie, inspirada en la narcotraficante colombiana Griselda Blanco

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En las lides de las de las mujeres rudas, Jada Pinkett Smith no es nueva. La actriz y esposa de Will Smith ha tenido papeles en los que ha puesto a prueba su destreza, no solo en el campo actoral sino desde el punto vista físico. Quizás uno de los más recordados sea Niobe, a quien interpretó en las películas de culto Matrix Revolution y Matrix Reloaded.

No hacía televisión desde 1993 y ahora regresa como la mafiosa Fish Mooney en Gotham, una mujer que no tendrá escrúpulos para abrirse paso en un mundo eminentemente masculino. La serie cuenta los orígenes de Batman, cuando el comisionado James Gordon (Ben McKenzie) era un novato agente de la policía de Ciudad Gótica.

En una conferencia telefónica, Pinkett admitió que aceptó volver a la pantalla chica porque se sintió seducida por el nuevo personaje en el universo de Batman, así como trabajar con Bruno Heller (The Mentalist) y el abanico de matices que le permite explorar el medio.

La artista pretende que Fish Mooney trascienda la serie: “Mi sueño es que se convierta en un personaje que veamos en los cómics y en las películas más adelante, que logremos incorporarla a la mitología de Batman”.

Y aunque también ha producido y dirigido, descartó hacerlo en Gotham: “Una de las cosas que más disfruto de esta producción es que soy solamente una actriz”.

—¿Cómo se preparó para el personaje? ¿Qué se puede esperar de Fish Mooney?

—Hice una mezcla entre diferentes y reconocidos personajes: Griselda Blanco, quien de verdad existió, y Norma Desmond, la protagonista de Sunset Boulevard. Quería que Fish fuera fuerte, pero también glamorosa y divertida. Me interesaba que se sintiera real, que crean que puede sobrevivir por ella misma en ese mundo de mafias dominadas por hombres.

—¿A qué se enfrentó cuando daba forma a esta villana completamente nueva en el universo de Batman?

—Como todos sabemos, cada uno de los malvados de Batman son memorables. Fish Mooney es parte de los orígenes, está en entre los mafiosos que controlaban Ciudad Gótica antes de que aparecieran todos los criminales pintorescos que conocemos. Fue complicado encontrar el balance, crear una villana que fuera memorable y que a la vez estuviera conectada con la mafia, con el principio de la historia.

—En una entrevista dijo que Fish es como una madre para el Pingüino, pero en el primer capítulo vemos que se deshace de él. ¿Va a tener otro aprendiz?

—¡Claro! Eso viene. No te adelantes (risas). No puedo decir nada, pero van a ver su instinto maternal en una versión retorcida.

—¿Cree que esta es la era dorada de la televisión?

—Sí, definitivamente. La televisión es el lugar donde tenemos que estar. Para empezar, los personajes tienen la oportunidad de ser más complejos de lo que podemos explorar en las películas. Me parece que Gotham es hermosamente compleja y en la televisión tenemos el tiempo de desplegar todos esos matices, esas capas que definen a cada uno de los personajes.

Potencial de culto

Gotham es una de las series más esperadas por la crítica y el público, que tiene el reto de complacer a los exigentes fanáticos de Batman. La audiencia en Estados Unidos la recibió con mucha expectativa: 8,21 millones de televidentes sintonizaron su estreno y 7,45 millones vieron el segundo capítulo, según mediciones de AGB Nielsen.

Ha sido descrita como una producción con potencial para convertirse en una serie de culto. También ha sido elogiada la capacidad de los creadores para trascender el universo de Batman y atrapar a quienes no conozcan la historia del superhéroe a través de un drama policial atractivo.

“Olvide todo lo que sabe de Batman y entréguese a este espectáculo con humildad. Solo así apreciará en su real magnitud esta obra maestra que, si sigue por donde parece que va a seguir, se podría convertir en una joya de culto como Game of ThronesBreaking Bad o True Detective”, escribió el crítico mexicano Álvaro Cueva.

La página especializada Crave Online reseñó el primer episodio y sus críticos aseguraron que hubiera sido posible hacer una producción cinematográfica, debido a su alcance: “Al piloto de Gotham le falta una hora de duración para ser una excelente película de Batman”.