• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La comedia burlesca y el drama social llegaron a Cannes

El mexicano Gael García Bernal actúa en una película sobre Pablo Neruda | Foto: EFE

El mexicano Gael García Bernal actúa en una película sobre Pablo Neruda | Foto: EFE

Ma Loute de Bruno Dumont y I, Daniel Blake compiten con otros 19 filmes por la Palma de Oro que se otorgará el 22 de mayo 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La primera sorpresa del Festival de Cannes llegó ayer de la mano de la francesa Ma Loute de Bruno Dumont, una parodia extravagante, grotesca incluso, en palabras de su director. Una locura sin mucho sentido que dividió la opinión de los periodistas que asistieron a la proyección de la película entre los que creen que es magistral y los que no entendieron el humor caricaturesco de la historia protagonizada por Juliette Binoche, Fabrice Luchini y Valeria Bruno Tedeschi.

“Quería contar una historia de locos, una historia de amor, una de policías, cruel, maravillosa, quería mezclar todos los tonos y hacer un filme coloreado”, dijo Dumont.

También se presentó I, Daniel Blake, el drama dirigido por Ken Loach sobre el desamparo social en Inglaterra.

Las 2 aspirantes a la Palma de Oro que se otorgará el 22 de mayo fueron aplaudidas en la presentación a la prensa y forman parte de los 21 largometrajes en competencia.

Lily-Rose Depp, hija de Vanessa Paradis y Johnny Depp, debutó en el festival a los 16 años de edad con La bailarina, filme francés emotivo y sensible en el que encarna a Isadora Duncan, una de las bailarinas estadounidenses más famosas del siglo XX y madre del ballet moderno.

Presentada en la sección “Una cierta mirada” y realizada por la francesa Stéphanie Di Giusto, este largometraje evoca el destino de otra bailarina, Loie Fuller, creadora de la danza serpentina e ícono de la Belle Epoque.

En la sección “Quincena de realizadores”, el cineasta Pablo Larraín presentó Neruda, una comedia negra en la que desmitifica al poeta chileno. Se ofrece al público un lado más oscuro y complejo de esta gran leyenda suramericana de la literatura.

En el filme –una falsa autobiografia con una gran cuota de ficción que podría disgustar a los más puristas– se descubre al hombre detrás del poeta, imaginado por Larraín: un mujeriego que frecuenta burdeles, un militante comunista lleno de contradicciones y un escritor con un ego desmesurado que busca asegurar su posteridad.

“Tratamos de humanizarlo porque de lo contrario esta película sería un homenaje y eso ya se ha hecho millones de veces”, expresó el director en Cannes, donde fue aplaudido vigorosamente. El mexicano Gael García Bernal encarna a Oscar Peluchonneau, el antihéroe de la trama.