• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El código Enigma rescata la vida de Alan Turing

Benedict Cumberbatch obtuvo su primera nominación al Oscar por su actuación en esta película | Foto Cortesía

Benedict Cumberbatch obtuvo su primera nominación al Oscar por su actuación en esta película | Foto Cortesía

La película, basada en el libro Alan Turing: The Enigma, compite por ocho premios Oscar, entre ellos el de Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante la Segunda Guerra Mundial los alemanes codificaban sus mensajes a través de la máquina Enigma. Para la inteligencia británica eran indescifrables, hasta que un equipo de expertos, encabezado por el joven matemático Alan Turing, se hizo cargo. Este es el punto de partida de El código Enigma, protagonizada por Benedict Cumberbatch y Keira Knightley.

El filme está basado en Alan Turing: The Enigma, la biografía del científico escrita por Andrew Hodges. Con guión de Graham Moore, el filme fue dirigido por Morten Tyldum. Llega a la cartelera venezolana con críticas mixtas por inconsistencias históricas y muchos elogios, ocho nominaciones al Oscar –incluidas Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actriz de Reparto y Mejor Actor– y un puesto entre las diez mejores películas de 2014 para la American Film Institute.

Durante los 114 minutos de metraje, El código Enigma tiene algunos momentos de tensión, la mayoría por la sobresaliente actuación de Cumberbatch en el papel de Turing. El británico hace gala de su fuerza interpretativa al encarnar al genio, pionero de la computación, atormentado y solitario de manera dramática.

La actuación de Cumberbatch, por la que obtuvo su primera postulación al Oscar, ha sido elogiada por la crítica. “La cinta es demasiado reacia a sumergirse en el quid de la cuestión. Pero por encima de todo está Cumberbatch, cuyo carisma y talento a la hora de mostrar una mente que nunca descansa ayuda a crear un retrato creíble del genio”, señala The Hollywood Reporter.

El guión repasa, superficialmente, momentos de la vida del matemático y de su trabajo con el Ejército británico, pero no logra profundizar en ninguno de los aspectos. Tampoco en Joan Clarke, un personaje clave con una fuerza que solo se queda en intencionalidad y que salva Keira Knightley.

El código Enigma se sostiene también en los personajes secundarios. Mark Strong, con una sólida interpretación, destaca como el general de división Stewart Menzies. También lo hace Matthew Good como Hugh Alexander, un mujeriego criptógrafo y ajedrecista.

A ratos pareciera una película de muy bajo presupuesto –costó 15 millones de dólares– y por momentos, hay un uso redundante de imágenes de archivo que distraen de la ficción. Se destaca la música de Alexander Desplat.

El código Enigma tiene un valor importante como cinta referencial que rescata y da a conocer la figura de Turing, un hombre que –desde su inteligencia– pudo definir sucesos importantes de la Segunda Guerra Mundial. También como reflejo, aunque somero, del sexismo y la homofobia presentes en la sociedad británica de la época.