• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El cine venezolano empieza a "codearse" con Hollywood

El largometraje compítió con <i>Pelo malo</i> | Foto Cortesía

El largometraje compítió con Pelo malo | Foto Cortesía

2014, ha dicho, "es el mejor año desde hace treinta" de la historia del cine venezolano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En 2002, el cine venezolano tenía el 0,3 % de cuota de pantalla de su país. En lo que va de 2014, es del 15,25 % y "creciendo", con producciones "muy variadas" que plantan ya cara al "mainstream" que llega de Hollywood, según el presidente del Centro Nacional de Cinematografía de Venezuela, Juan Carlos Lossada.

Lossada participó hoy en España en la reunión del Consejo Consultivo de la Conferencia Iberoamericana de Cine, formado por representantes de Brasil, Uruguay y México, y en el Foro de Producción de Europa y América Latina.

Además, esta tarde ofrecerá una conferencia en la sede de la Embajada de Venezuela en Madrid sobre el despegue del cine venezolano, "imparable y en una progresión muy exitosa", aseguró Lossada en declaraciones a Efe.

Sólo en el mes de enero, y por primera vez en 117 años del cine venezolano, este ganó a las producciones de Hollywood, alcanzando el 52 % de todo el cine visto en el país.

2014, ha dicho, "es el mejor año desde hace treinta" de la historia del cine venezolano, que en los últimos cinco años "no ha parado de crecer", pronosticó.

El éxito se explica, dijo, en que "hace diez años" se producían cinco películas, el año pasado se estrenaron 21 títulos y este ejercicio concluirá con unas 27 cintas nuevas.

"Lo que más les gusta a los venezolanos de su cine es la variedad. En los setenta y ochenta la tendencia era el compromiso social, los temas de pobreza y exclusión, y aunque se ha mantenido ese interés tienen mucha fuerza las comedias o los documentales. Del cine de Hollywood lo que más gusta son las superproducciones de ciencia ficción y la animación", precisó.

Este año se estrenó la primera cinta de suspense que se hace en el país "y la han visto más de 600.000 personas", y una ambientada en el mundo del beisbol, "Papita, Maní, Tostón", de Luis Carlos Hueck, ha sido la más taquillera, con dos millones de espectadores y 38 semanas en cartelera.

Su candidata a los premios Óscar, una película basada en la vida de Simón Bolívar, "Libertador", de Alberto Arvelo, ya ha superado los 700.000 espectadores, añadió.

Es un cine "bastante" subvencionado por el Estado, hasta en un 80 % de los costes, y tiene "apoyo por todas partes" amparado en la Ley de Cine, reformada en 2005, que permitió crear un fondo propio que recauda dinero de las televisiones, las salas de cine y los productores, y permite ayudas automáticas a la distribución.

Las películas que reciben ayudas las selecciona una comisión colegiada, compuesta en un 60 % por el sector del cine y el resto por instituciones ligadas al Estado, y "se proponen guiones críticos con el Gobierno que reciben subvención, lo que describe la salud democrática del país y la libre creación", subrayó.

"En los primeros 10 años con ley pero sin fondo no llegamos a 4 millones de espectadores para el cine hecho en Venezuela, donde no hay que olvidar que con 30 millones de habitantes se venden 30 millones de boletos. En lo que llevamos de año ya llevamos 3,8 millones de boletos para el cine hecho en el país. Son cifras realmente espectaculares".