• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La cantante María Rodríguez falleció en Cumaná a los 90 años de edad

María Rodríguez / Rafael Salvatore

María Rodríguez / Rafael Salvatore

La información se dio a conocer desde el Centro de la Diversidad Cultural que preside Benito Irady, quien  mantuvo con la gran artista estrechos vínculos de afecto y trabajo desde 1970

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 22 de julio de 1924 nació en Puerto Sucre de Cumaná, quien se transformaría en voz inimitable del canto sucrense y voz de su pueblo, María Magdalena Rodríguez.Este martes 30 de septiembre falleció en su residencia de la Urbanización Gran Mariscal de Ayacucho al lado de sus familiares más cercanos,entre ellos su nieto Israel Cumana.

La información se dio a conocer desde el Centro de la Diversidad Cultural que preside Benito Irady, quien  mantuvo con la gran artista estrechos vínculos de afecto y trabajo desde 1970, cuando la Universidad de Oriente sirvió de soporte al despliegue  de su labor artística con la creación de Comparsas Cumaná por iniciativa del escritor Alfredo Armas Alfonzo.

"Toda Venezuela la recorrimos juntos, canción tras canción, del Oriente a los Andes y a Guayana, de Caracas a la Costa Central y a los Llanos y a la frontera colombiana, y más allá, Trinidad, Barbados, Jamaica, Cuba, Portugal, Inglaterra", expresó el actual Presidente de la fundación adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Cultura,  como puede leerse en una destacada crónica publicada en la Revista La Revuelta en el año 2012.

María Rodríguez ocupa un lugar destacado entre los discos y vídeos editados por la Colección Venezuela Plural. Su última actuación en Caracas se realizó en el Programa La Cultura se expresa en Los Próceres.

Esta extraordinaria mujer venezolana, distinguida con el premio Nacional de la Cultura Popular por el gobierno Bolivariano, nunca abandonó su tierra natal, donde las abuelas Tomasa Rodríguez y Lorenza Ríos la iniciaron como artista, dejando a lo largo de toda una vida una huella imborrable de sabiduría y excelencia, resumida en decenas de canciones de su propia autoría y de muchos compositores orientales que le entregaron sus mejores versos para sentir el orgullo del canto en esa voz inconfundible y única conocida como la voz de Cumaná.

El gran Margarito Aristiguieta, quien nos dejó llenos de dolor hace muy pocos días, fue el autor de la letra de uno de sus más difundidos temas, La Oración del Tabaco.

En Cumaná, bajo el empeño de la promotora cultural de la Universidad de Oriente, Elizabeth Hernández, se creó un teatro con su nombre, allí se bautizó su último disco y se contempló su última actuación pública entre joropos y boleros que fue uno de los géneros con los cuales se inició la artista en sus primeros años.