• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“El cáncer más severo de este país es la corrupción”

El actor interpreta a Harold Rincón en <i>Los secretos de Lucía</i> | Foto Henry Delgado

El actor interpreta a Harold Rincón en Los secretos de Lucía | Foto Henry Delgado

En Nora, la telenovela que produce Televen, también da vida a un villano. Se pregunta si es conveniente que el Estado invierta en dramáticos en este momento y rechaza la censura a la televisión abierta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con 30 años de experiencia en la actuación Iván Tamayo asumió el reto de Los secretos de Lucía, una serie de acción con persecuciones vertiginosas en la que interpreta a Harold Rincón, un policía corrupto. Además, representa a otro villano en Nora, la telenovela que produce Televen que todavía no tiene fecha de estreno.

Hace dos años que no hace teatro y le preocupan las fuentes de trabajo en el país. Por esa razón, después de terminar las grabaciones del dramático de Ibsen Martínez, piensa probar suerte en otro país. Aunque no revela dónde, asegura que fue la serie de Venevisión Plus la que le abrió las puertas.

Aunque considera que el Estado tiene los recursos para realizar producciones competitivas, se pregunta si es conveniente que se invierta dinero en telenovelas cuando hay tantas carencias en el país. Sin embargo, aplaude los esfuerzos por generar fuentes de trabajo. 

—El acento de su personaje en Los secretos de Lucía ha sido criticado.
—Como actor no tengo problemas con los acentos. Entiendo que haya algo de nacionalismo, que duela un poco que un actor venezolano hable distinto, aunque no lo comparto. Eso no fue pensado, así sonó el personaje desde un principio y me sentí cómodo.

—¿Cómo será su papel en Nora?
—Este personaje también está en el lado oscuro, aunque es otro tipo de villano. Es un hombre de gustos exquisitos, con otro nivel sociocultural, es educado, un sibarita. Es un pran subliminal que creó Ibsen Martínez, con un humor bastante negro.

—¿Qué le hace falta a la televisión venezolana para producir más series como Los secretos de Lucía?
—Hace falta dinero. También hay que eliminar la censura que tenemos, que dificulta contar buenas historias. Sé que hay intentos del Estado para producir televisión, pero en vez de censurar el trabajo de los otros, deben probar si tienen capacidad de hacer algo mejor. No es censurando que se va a mejorar la televisión, sino haciendo propuestas interesantes que entusiasmen a los televidentes.

Los secretos de Lucía no se ve en señal abierta por su contenido…
—Yo tengo dos hijos y desde pequeños les permití ver todo; luego, si querían, lo discutíamos. Nunca les dije: “No veas eso”. Pienso que en el momento en el que prohíbes algo se hace tentador. ¿Para qué censuras la señal abierta? La televisión está llena de nichos para cada gusto y hasta se pueden bloquear canales. Esa lucha la llevan perdida porque lo único que ha hecho es ir en detrimento de la producción nacional y del crecimiento de quienes hacemos televisión. Insisto, tienen posibilidades de hacer una propuesta: recursos, VTV, TVES, ¡de todo! Entonces, en vez de quejarse de lo que hacen los canales privados, que produzcan algo que sea lo suficientemente bueno como para que la gente se enganche.

—Los canales públicos ya han producido algunas telenovelas, ¿qué cree que les ha hecho falta para ser exitosas?
—Hay que subsanar miles de carencias y el Estado decide producir telenovelas. No digo que no las hagan, porque en el pasado VTV realizó grandes dramáticos con José Ignacio Cabrujas y Julio César Mármol. Además, es una fuente de trabajo para la gente del medio. Sin embargo, me pregunto si es el momento adecuado para destinar dinero a eso cuando hay pacientes que no pueden ni recibir quimioterapia. Aquí nadie cuida el dinero del Estado, todos creen que se puede gastar, botar, robar... El cáncer más severo de este país es la corrupción, que es más grande que el hueco de la capa de ozono.


Los secretos de Lucía
Venevisión Plus
Lunes a viernes, 10:00 pm