• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Cómo el cáncer le cambió la vida a Miss Mundo Venezuela 2015

Anyela Galante, quien intentará traerse la corona del certamen internacional, aumentó hace cuatro años 20 kilos por el tratamiento contra la enfermedad. Después de una lenta recuperación, asegura tener un corazón más noble y solidario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Anyela Galante, Miss Mundo Venezuela 2015, sobreviviente de cáncer de tiroides, aprendió con solo 20 años de edad una dura lección: la vida puede ser muy corta.

En exclusiva para El Nacional, Galante reveló que su consigna más importante además de ganar el Miss Mundo, es trabajar en la belleza con propósito. Por esta razón se dedica a colaborar con fundaciones y asociaciones en pro de ayudar a los pacientes oncológicos. Desde hace tres años  trabaja con la fundación Banco de Piel de Venezuela, en Barquisimeto, y la fundación Sueños y Esperanzas. Además, brinda su apoyo para las campañas de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV).

“Lo más fuerte fue darme cuenta de que la vida es muy corta, además de verme en el espejo después de la segunda operación porque me dio una parálisis facial. Era totalmente distinta a la Anyela antes del cáncer. Eso fue muy fuerte para mí, pero gracias a mi familia pude sobrellevarlo”, afirmó.

Galante sostiene que cuando las mujeres atraviesan la enfermedad es cuando más bellas están, porque es un momento de lucha y de superación: “Luego de que todo pasa pueden volver a ser las mismas personas. La única diferencia es que tendrán un corazón más noble y serán más solidarias”.

En consonancia con su afirmación, la miss junto con su familia apoya a Leomar, un niño que padece de leucemia.

“Me marca mucho porque a pesar de estar tan enfermo nunca se le ha quitado la sonrisa del rostro. Entonces creo que todos debemos enfrentarlo con alegría y tener fuerza en Dios”, asegura.

Recuperación lenta

La Miss Mundo Venezuela 2015 sufrió la enfermedad en diciembre de 2011 y asegura ser un vivo ejemplo de que cuando el cáncer es detectado a tiempo puede ser curado.

“Los invito a que se hagan sus exámenes respectivos anualmente porque, como en mi caso, cuando la enfermedad se diagnostica a tiempo o en su etapa inicial es 100% curable”, aseguró.

Sin embargo, su recuperación fue lenta. Quien ahora luce en plena forma para intentar ganar la corona del Miss Mundo, llegó a aumentar 20 kilos por la inyección de esteroides como consecuencia de la intervención quirúrgica. Además, le salieron granos en la cara y en la espalda y le dio una parálisis facial.

Durante el primer año no funcionó el tratamiento para estabilizar su sistema hormonal. Fue en 2013 cuando eso ocurrió y empezó su recuperación.

El año pasado decidió cambiar su estilo de vida. Comenzó un fuerte entrenamiento en el gimnasio y se acostumbró a comer sano por la recomendación médica de ingerir alimentos naturales.

Pero además de su cambio de estilo de vida, Galante considera que su recuperación se debió a su mamá, a quien sólo podía ver por pocos segundos y a distancia cuando duró nueve días aislada luego de ser diagnosticada con cáncer de tiroides.

 “Si no hubiese tenido la mamá que tengo creo que no hubiese confiado en mí y no hubiese salido de la enfermedad”, puntualizó.