• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El camino a la fama comienza con un click

Maiah Ocando, vlogger venezolana | Archivo El Nacional

Maiah Ocando, vlogger venezolana | Archivo El Nacional

Youtube ha servido como plataforma para que ciudadanos comunes muestren su talento a los mil millones de usuarios que visitan el portal cada mes. Muchos de estos desconocidos son más famosos que las más consagradas estrellas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ya no hace falta un casting. Atrás quedaron las largas colas frente a los canales de televisión para acabar con el anonimato. Youtube tendió el puente que conecta la fama con la comodidad del hogar, lugar desde el que se han dado a conocer gran cantidad de estrellas de la nueva generación digital.

Más de mil millones de usuarios visitan Youtube al mes, según datos de esta plataforma web. En ese período se consumen en total 6 millardos de horas de video. El nivel de penetración del portal ha replanteado la fórmula para obtener la fama, tanto que los adolescentes reconocen más a los vloggers (video blogueros) que a las celebridades de Hollywood. Así lo demostró una encuesta realizada por la revista Variety, en la que estrellas web como Smosh y PewDiePie fueron más reconocidas entre los jóvenes estadounidenses que artistas como Jennifer Lawrence y Leonardo DiCaprio.

Este caso se extiende más allá de un rango de edad. De acuerdo con la consultora Nielsen, Youtube llega a más adultos de Estados Unidos (población de entre 18 y 34 años) que la televisión por suscripción. Datos de la página indican que 80% de su tráfico ocurre fuera de ese país.

Para Germán Garmendia, chileno que fue elegido como Ícono Digital en los MTV Millennial Awards 2014, subir videos en su canal Hola Soy Germán es un negocio, pues gana 1 dólar por cada 1.000 visitas. Las mayores ganancias acumuladas las tiene el canal PewDiePie, con 7 millones de dólares.

Fama nacional. De acuerdo con un estudio de Tendencias Digitales, 69% de los encuestados dijo que visitaba algún modelo de televisión por Internet, entre ellos Youtube. La investigación realizada este año concluye que hay 10 millones de potenciales usuarios para este medio, a pesar de que Venezuela tiene la velocidad de conexión a Internet más baja de Suramérica.

Esta situación, en embargo, no ha impedido el surgimiento de celebridades como Maiah Ocando. La vlogger fue nominada al Streamy Award 2014, considerado el premio Oscar de Internet, como Artista del Año. Con más de 300.000 suscriptores y casi 9 millones de visitas en su canal de Youtube, la venezolana firmó un contrato de exclusividad con la cadena de televisión ABC. Trabaja con su esposo.

“Hacíamos videos exitosos, incluso antes de Youtube. No vemos ninguno de los medios como un fin, sino como una pieza más en el ecosistema  para crecer dentro de una comunidad de mujeres que quieren entretenerse, divertirse y sentirse bien con ellas mismas”.

No todo ocurre en un set. Sonia Gil, ganadora de dos Webby Awards por su web show Sonia’s Travels, recorre el mundo con un equipo de producción que no supera las tres personas. Considera que Youtube ha sido la plataforma que le ha abierto todas las puertas de sus proyectos actuales. “Los videos están por todo Internet. Aparecen en la página de Travel Channel, en ulive.com y en Yahoo Travel.  También escribo artículos para esta última y para el Hufftington Post. Fuera de la red estoy en conversaciones con canales de cable, pero nada que pueda divulgar todavía”.

La web, afirma Gil, ofrece la inmediatez y el alcance que no le brindan los medios tradicionales. En eso coincide Leo Rojas, otro de los vloggers venezolanos que emprende su propio camino digital, cuyo proyecto ha ido sumando gente. “Al principio éramos un camarógrafo y yo, pero en vista de los buenos resultados comencé a producir un poco más todo”.

Con su web show Temporada de conejos, Rojas maneja su propio ritmo. “¿Te imaginas que yo hubiera presentado mi proyecto para televisión? Todavía estaría esperando la respuesta. Lo bueno de la red es la rapidez con que se propaga el mensaje”.

La exposición mediática es una medida de presión para alcanzar objetivos personales. Ese fue el caso de Vanessa Senior, a quien El show de los 20 kilos le quitó peso y le sumó patrocinantes. “Todo surgió con mi meta de bajar unos kilos. Decidí publicar videos de mi progreso para que la gente los viera. En el momento en que subí mi foto en ropa interior gané 2.000 seguidores. Así adquirí el compromiso de no fallarme a mí misma”, recuerda.

Pero la fama requiere tiempo. Alejandro Hernández fue uno de los vloggers que desapareció de escena luego de que sus videos llegaron incluso a ser tendencia en Twitter. “Comencé a hacer videos porque me gustaba. Con el tiempo se fue convirtiendo en una obligación y empecé a publicarlos solo para complacer a los demás”, indica.

La cifra

7 millones de dólares son las ganancias acumuladas del canal de Youtube PewDiePie.